Caramelos a contrarreloj en la cabalgata de los Reyes Magos de Huelva

Los Reyes Magos se encuentran este viernes en Huelva paseando su ilusión y repartiendo sueños y caramelos a niños y mayores, en una cabalgata que este 2018 se torna diferente debido a que la amenaza de lluvia ha hecho que la comitiva saliera una hora antes de la prevista y además acelerara el paso para evitar la tormenta.

Así, a las 14.00 horas de la tarde sus Majestades de Oriente salía de la explanada de Los Desniveles, en el popular barrio de La Orden, llegando apenas una hora después a la calle San José. Un recorrido que en circunstancias normales les habría llevado más de dos horas de paseo, se ha tenido que modificar y realizarlo en menor tiempo, por lo que los Reyes han pedido a su comitiva que acelerara el paso para que los niños pudieran verlos sin tener que mojarse.

A pesar de que el tiempo, los onubenses se han echado a la calle y han disfrutado de la lluvia de caramelos a la que están acostumbrados, ya que sus Majestades no escatiman en dulces para Huelva. Unos 3.862.400 caramelos, 168.000 rollitos de serpentinas multicolor y 840 kilos de confeti repartirán por las calles de Huelva.

Ni siquiera la lluvia que ha comenzado a caer poco después de las 17.55 ha cambiado el ánimo de los ciudadanos que continúan acompañando al cortejo que, eso sí, a pesar de las paradas para reponer caramelos y de haber ido un poco más despacio tras su llegada a calle Galaroza, ha tenido que volver a correr para evitar el agua.

Hacia las 18.15 horas de la tarde los Reyes Magos llegaban al Ayuntamiento de Huelva, precedidos por la Estrella de la Ilusión, en un día que no solo ha sido emocionante para los más pequeños, también para ellos. Así, el Rey Melchor señalaba que su parte más emocionante del día ha sido la visita al área de Pediatría del Hospital Juan Ramón Jiménez, mientras que Gaspar ha llegado emocionado a la plaza de La Constitución pidiendo salud y humildad para la Ciudad de Huelva y todos los onubenses y prometiendo que esta noche será una jornada intensa para ellos, cuando comiencen a repartir los regalos.

Por su parte, Baltasar ha agradecido a Huelva que les arropara durante todo el recorrido y ha señalado que aunque "he intentado dar todo, yo me llevo más", en una tarde que ha tachado de "emocionante". "Hoy he hecho más fotografías que nunca pero son las que me quedo yo en mi recuerdo personal".

Una vez llegados a Consistorio onubense sus Majestades comenzará su intensa noche de reparto de regalos, eso sí, si quieren el suyo ya han advertido que tendrán que acostarse temprano.