‘Por una sanidad digna’ denuncia ante los sindicatos que la fusión “se ha paralizado pero no revertido”

La Asociación Huelva por una Sanidad Digna se ha reunido este jueves con las centrales sindicales con representatividad en Sanidad en nuestra provincia, para valorar la Situación Sanitaria de la provincia de Huelva, los avances y mejoras que se han conseguido en el último año y los déficits todavía existentes.

En este sentido, desde la asociación han informado a los sindicatos de que se ha paralizado, aunque no revertido, la fusión de hospitales que ha supuesto un importante ahorro económico (que no ha revertido en otras carencias de la provincia) y la perdida de un gran número de profesionales, que sumada a la pérdida en otros centros de la provincia, por los recortes ha supuesto que, en Huelva, contemos con unos 500 sanitarios menos. "Para hacernos una idea de la magnitud de este recorte, recordar que el Infanta Elena tiene una plantilla de poco más de 1.000 trabajadores".

En esta reunión han asistido representantes de Sindicato de Enfermeria (SATSE), Sindicato Médico, UGT, USAE (SAE+FATE) y USO. CSIF y CCOO han excusado su asistencia.

Desde la asociación han indicado que aunque esta es un movimiento ciudadano asindical y apolítico, que pretende unir a todos los onubenses sea cual sea su filiación en una lucha común por conseguir "una sanidad pública digna, con los mismos recursos y calidad que la del resto de provincias de Andalucía", han convocado esta reunión para intentar conocer todos los puntos de vista al respecto, buscar una colaboración mutua y acercar posturas, "puesto que entendemos que lo bueno para los pacientes lo es para los profesionales y viceversa".

En la misma se ha hecho un repaso sobre la situación actual de la Sanidad Pública onubense. Los logros a destacar en el último año son:

-Dos equipos Delta para atención de urgencias y emergencias en la Sierra (aunque falta todavía uno para la zona del Valverde)

-Un oncólogo en el Hospital de Riotinto (aunque es necesario ampliar su cartera de servicios a otras especialidades como Dermatología, alergia, neurología, salud mental...)

-Una ambulancia exclusiva para nuestra provincia para transporte de pacientes críticos (antes se compartía con Sevilla, la única existente, los fines de semana, festivos y noches, lo que hacía que trasladar un paciente a Sevilla o entre los hospitales de la provincia, se demorara a veces hasta más 6 horas)

-La apertura de una UCI pediátrica, claramente infradimensionada, con solo 3 camas disponibles para toda la provincia de Huelva.

-El inicio de las obras de la reanimación postquirúrgica (también infradimensionada)

Pero han reseñado que Huelva sigue sin tener el hospital Materno-infantil, un gasto sanitario por habitante en la media de Andalucía, Unidad de Ictus ( que se ha demostrado que reduce un 17% la mortalidad por esta patología y un 25% sus secuelas), Unidad del dolor, Angioplastia 24 horas y ninguno de los 3 Chares prometidos funcionantes.

Además, han vuelto a destacar que faltan profesionales de todas las especialidades médicas. En algunas, la dotación es testimonial (como cirugía Plástica o Maxilofacial con un sólo facultativo) y otras son inexistentes como cirugía de torax, pediátrica, etc. Falta personal de enfermería, como ejemplo el hospital JRJ, centro de referencia provincial, no dispone de un serevicio de roting (servicio de profesionales para la cobertura de ausencias y sustituciones del personal)

En Atención Primaria han destacado el déficit de medicos, matronas, personal enfermeria y de todas las categorías, lo que a juicio de la asociación hace que "ni de lejos nos acerquemos a los estándares que aconsejan las sociedades científicas". Además, "seguimos, tras '3 planes de choque' de esta administración, siendo junto con Granada (la otra provincia con fusión hospitalaria) la de las listas de espera mas largas".

Por ello y como resumen de su apreciación conjunta tras esta reunión, han concluido que en Atención Primaria, salvo los Delta conseguidos, "queda todo por hacer". Es necesario que se desarrolle de una vez su cartera de servicios, para lo que es imprescindible una dotación suficiente de personal e infraestructuras en nuestra provincia, acabar con la sobrecarga de los cupos (médicos y enfermeros) y cubrir todas las vacantes existentes. El Plan de Renovación de la Atención Primaria propuesto por la Consejería "nos parece claramente insuficiente. Ridículo un plan con solo doce enfermeros, tres matronas, siete médicos de familia, cero pediatras y un trabajador social para 129 centros".

Desde la asociación entienden que que el trabajo sale hacia adelante y el servicio se sigue dando a los pacientes "gracias al esfuerzo de los profesionales"; pero recalcan que todas estas carencias se traducen "en un deterioro en la calidad asistencial, en el trato a los pacientes, en la relación médico enfermo y en un aumento de las injustificables agresiones a los profesionales sanitarios".

En cuanto a los Chares, creen que todas las administraciones implicadas "no han actuado ni actúan con la necesaria diligencia para dotar a nuestra provincia de un servicio imprescindible para evitar traslados innecesarios, cuando ya el Chare de Lepe está hace más de un año terminado" y no creen que "exista voluntad real de abrirlos y la lucha política entre administraciones de diferente color político solo tiene un perjudicado, el paciente".

La situación de los otros, el de Aracena, con obras paradas y el de Bollullos sin iniciarse siquiera, "muestran la desidia en este aspecto de nuestra administración sanitaria". "En la indefinición de esta consejería sigue sin cerrarse la cartera de servicios que definitivamente tendrán Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena tras la desfusión".

El materno-infantil, considera que es una prioridad clara para todos los asistentes a la reunión. "Una necesidad absoluta e imprescindible para que el resto de las promesas, como la de transformar el JRJ en un hospital de primer nivel puedan ser posibles. El Juan Ramón Jiménez actualmente no tiene espacio ni para dar actualmente todo el servicio necesario, ni mucho menos crecer como nos prometen".

Los representantes sindicales presentes explicaron que siguen a la espera de que la administración se defina en estos aspectos, pero su espera tiene un plazo, diciembre. "Todos esperamos que no nos den las uvas sin que el presupuesto del materno-infantil este comprometido y publicado en BOJA y la administración por fin invierta en nuestra sanidad los recursos suficientes para cubrir dignamente las necesidades de los onubenses".