Rosa González, nueva directora de la Escuela de Emigrantes: “Del flamenco me gusta hasta los andares”

La Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío de Huelva ha puesto en marcha estos últimos días, un año más, sus clases de castañuelas, sevillanas y baile flamenco, que en esta ocasión estarán dirigidas por Rosa González Rodríguez, persona muy conocida y reconocida por su gran experiencia en estas enseñanzas. Y para conocerla más de cerca hemos querido charlar con ella.

Pregunta: Buenas, Rosa. Gracias por estar aquí y compartir un poco sobre tu experiencia en el mundo del flamenco. ¿Podrías presentarte brevemente?

Respuesta: Claro, soy una persona humilde, generosa y muy trabajadora. Mi vida está adornada por la música y el flamenco.

P.-: Interesante. ¿Cómo fue tu introducción en el mundo del flamenco?

R.-: Desde muy pequeña, mis padres eran socios de la Peña Flamenca de Huelva y decidieron ponerme, junto con mi hermana, a bailar en la escuela desde que tenía 5 años. Hoy en día, seguimos con este hobby.

P.-: ¿Cómo definirías el flamenco desde tu perspectiva?

R.-: Es una expresión artística resultante de la fusión del toque, el cante y el baile.

P.-: ¿Qué es lo que más te gusta del flamenco?

R.-: Del flamenco me gusta hasta los andares, es decir, todo. Para mí, la música es parte de mi vida, al igual que la enseñanza.

P.-: ¿Qué consejos darías a alguien que quiera empezar a bailar flamenco y, específicamente, incursionar en las disciplinas de las castañuelas y las sevillanas?

R.-: El consejo que siempre traslado a mis alumnos/as es constancia y ganas de trabajar para conseguir el objetivo marcado.

P.-: ¿Qué futuro crees que le espera al flamenco?

R.-: Bueno, el futuro del flamenco está escrito. Gracias a Dios, hemos conseguido muchos objetivos, de los cuales hay que seguir trabajando e inculcando estos valores a los más pequeños.

P.-: ¿Cómo abordas las enseñanzas del flamenco en tus clases?

R.-: Con mucho cariño, trabajo, constancia y, sobre todo, con mucha ilusión.

P.-: Teniendo en cuenta los años que llevas en la enseñanza de este arte, ¿cómo dirías que la participación de los hombres se va haciendo notar o si aún queda mucho para que también se apunten y aprendan estas disciplinas de nuestro folclore?

R.-: Hoy por hoy, cada vez hay más participación de los hombres en esta actividad. Sin lugar a dudas, los mejores bailaores de flamenco eran hombres, como Rafael El Negro, Enrique el Cojo, etc.

P.-: Cambiando un poco de tema, ¿cómo te sientes al llegar a la gran familia de Emigrantes?

R.-: Me siento muy afortunada y una hija más de nuestra Madre del Rocío.

IMG-20231227-WA0003

Más en La entrevista