El boliviano Rodrigo Urquiola recibe el Premio José Nogales por su obra 'Ashley'

El escritor boliviano Rodrigo Urquiola ha recibido hoy el Premio Internacional de Relatos Cortos José Nogales, por su cuento titulado 'Ashley', que se alzó ganador entre los casi 500 presentados a concurso. El diputado coordinador de Territorio Inteligente, Salvador Gómez, ha hecho entrega del premio -dotado con 6.000 euros y la publicación de la obra ganadora- al joven periodista y escritor y ha destacado que en 2019 se cumple el primer cuarto de siglo del certamen, "considerado por muchos expertos como de los mejores de su género en lengua castellana".

Es la primera vez que el José Nogales recae en un autor boliviano y la sexta ocasión en la que el premio cruza el Atlántico, según ha indicado el diputado, quien ha asegurado que "el certamen tiene un gran predicamento en Iberoamérica, donde el relato corto cuenta con magníficos cultivadores". El galardón ha sido concedido dos veces a escritores de México, otras dos de Argentina y, en la pasada edición, de Cuba.

El portavoz del Jurado, Juan Villa, ha destacado que Urquiola es el primer boliviano "y posiblemente el escritor más joven que ha recibido el premio" gracias a un relato "que tiene una factura formal perfecta, una estructura narrativa compleja y bien resuelta y una prosa rica y precisa". Junto a una historia "en la que se funden drama y lirismo, brutalidad e inocencia", Villa ha subrayado "una naturalidad de tono que sorprende y sobrecoge", y quizás sea esa manera natural de contar, y aceptar, la desgracia, añade, "ese punto de vista aparentemente neutral y estoico, de un personaje que la está sufriendo, lo más logrado del relato".

Ashley narra la historia de una joven que se prostituye porque quiere huir de casa a través de la voz de un compañero de colegio suyo que la descubre por accidente y que se enamora de ella. Un "retrato sintético de una sociedad desestructurada, de un mundo sórdido, sin esperanzas, sin salidas posibles, y en la que, a pesar de todo, puede sobrevivir de alguna forma cierto tipo de pureza", en palabras de Juan Villa.

Según el autor, 'Ashley' es un cuento que ha nacido en calles periféricas de la ciudad de La Paz, capital de Bolivia, "siguiendo la máxima de Tolstoi que dice pinta tu aldea y pintarás el mundo, siempre me ha interesado narrar lo que ocurre en mi país, en mi ciudad y, yendo un poco más adentro, en mi zona, Chasquipampa, y en mi barrio, Santa Fe". Urquiola asegura que le interesa "narrar usando la voz de aquellos que no siempre tienen la oportunidad de tener una voz dentro del sistema de voces oficiales".

Rodrigo Urquiola ha expresado su agradecimiento a la Diputación de Huelva y al Jurado por ese premio, que ha calificado como uno de los más prestigiosos a nivel internacional y del que ha dicho que es "muy importante para mi carrera, un suceso feliz". Es la primera vez que el autor viaja a Europa, "es fantástica esa sensación de salir del barrio para conocer el primer mundo. Y todo gracias a la literatura".

Sobre su escritura ha dicho que "narro a partir de lo que veo, de lo que me cuentan, de lo que escucho..". En su país, Bolivia, ha dicho "existe una realidad bastante violenta, bastante agresiva, y es inevitable que yo escriba sobre ella". Como escritor de diferentes géneros, asegura que "el relato corto me permitió comprender la totalidad que se necesita para construir un todo; es un género que permite contar mucho en poco espacio".

A la 25 edición del Premio Internacional de Relatos Cortos José Nogales han acudido casi medio millar de escritoras y escritores de más de 15 países de Europa, América y Asia. El jurado ha estado formado por los escritores Juan Villa, Hipólito González Navarro y Francisco Silvera.

Sobre el autor

Rodrigo Urquiola Flores nació el 1 de noviembre de 1986 en La Paz, Bolivia. Es autor de las novelas Lluvia de piedra (Mención de Honor Premio Nacional de Novela, 2010, Bolivia), El sonido de la muralla (Premio Marcelo Quiroga Santa Cruz, 2014, Bolivia; Premio Interamericano Carlos Montemayor, 2016, México) y Reconstrucción (Premio Marcelo Quiroga Santa Cruz, 2018, Bolivia), de los libros de cuentos Eva y los espejos (2008) y La memoria invertebrada (2016) y de las obras de teatro El bloqueo (Premio Adolfo Costa du Rels, 2010, Bolivia), El retorno (Premio Municipal de Dramaturgia Cochabamba, 2015, Bolivia) y La serpiente (2do Premio Adolfo Costa du Rels 2018).

Es también autor de los cuentos «La caída» (Finalista Premio Copé Internacional, 2010, Perú), «Mariposa nocturna» (Premio Adela Zamudio, 2013, Bolivia), «El pelícano» (Premio Binacional ArBol –Argentina Bolivia–, 2014), «El amante» (2do Premio Internacional Antonio di Benedetto, 2014, Argentina), «El espantapájaros» (Mención Premio Iberoamericano Julio Cortázar, 2015, Cuba), «Mientras el viento» (2do Prêmio Cataratas de Foz do Iguaçú, 2015, Brasil), «El cazador» (2do Premio Franz Tamayo, 2015, Bolivia), «Árbol» (Premio Franz Tamayo, 2017, Bolivia) y «Senkata» (Premio Latinoamericano Edmundo Valadés, 2018, México).

Cuentos suyos han sido traducidos al quechua, portugués, bengalí y alemán y han participado de diversas antologías nacionales e internacionales.

El autor ganador se declara un "agradecido lector" de varios maestros de la literatura boliviana: los cuentistas Augusto Céspedes u Oscar Cerruto o de los novelistas Jesús Urzagasti o Claudio Ferrufino. A nivel internacional, "siempre vuelvo a los libros de Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Juan Rulfo, Thomas Mann, Günter Grass, Orhan Pamuk, William Faulkner o Roberto Bolaño".