La Junta de Andalucía recomienda cómo hacer un uso sostenible de los productos fitosanitarios

  • Los productos fitosanitarios protegen los vegetales contra las plagas, conservan los productos vegetales y destruyen los vegetales indeseables
  • Un uso adecuado de los mismos es esencial para reducir los riesgos y los efectos en la salud humana y el medio ambiente
undefined
photo_camera Imagen de aleksandarlittlewolf en Freepik
Junta de Andalucía
Contenido promocionado

Este año se ha tratado de uno de los más complicados para la agricultura en Andalucía, amenzada por momentos de sequía y por los altos costes de producción. Pese a las dificultades, cabe destacar que el sector agrario andaluz ha demostrado su capacidad de adaptación, siendo líder en la aplicación de nuevos requisitos, que suponen más exigencias desde el punto de vista agrario y, muy especialmente, el medioambiental.

En este sentido, La Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía expresa su compromiso con los productores agrarios y el campo andaluz, velando por el desarrollo sostenible del sector agrícola, por el bienestar de los agricultores y por sus cultivos.

Para garantizar la sostenibilidad de las explotaciones agrícolas, una de las medidas cruciales pasa por hacer un uso adecuado de los productos fitosanitarios, preparados que contienen sustancias activas destinadas a proteger los vegetales contra las plagas, conservar los productos vegetales, destruir los vegetales indeseables e influir en el proceso vital de los mismos.

Imagen de prostooleh en Freepik
Imagen de prostooleh en Freepik

De esta manera, la Junta de Andalucía pone a disposición de los agricultores recomendaciones para su uso, fijando un marco de acción para reducir los riesgos y los efectos en la salud humana y el medio ambiente, y el fomento de la gestión integrada de plagas y de planteamientos o técnicas alternativos, tales como los métodos no químicos.

Se hace para ello hincapié en seguir las siguientes medidas necesarias, relevantes para asegurar la sanidad vegetal de los cultivos, del medio ambiente, y de la propia seguridad de los agricultores:

  • A la hora de utilizar o manipular un producto fitosanitario hay que tener en cuenta las condiciones de uso para los que están autorizados, tales como la dosis de empleo, el número de aplicaciones permitidas, condicionantes específicos, plazos de seguridad, combinación con otras sustancias, etc.
  • Antes de usar un producto fitosanitario se debe consultar el registro o al asesor técnico del agricultor/a.
  • No se puede disponer de productos fitosanitarios que ya no estén autorizados para su uso; tenerlos almacenados será objeto de sanción.
  • El agricultor debe revisar el almacén de productos fitosanitarios y entregar a un gestor de residuos peligrosos lo que ya no pueda utilizar.

Con todo, la Junta de Andalucía se compromete a apoyar al sector agrícola, facilitando la información necesaria sobre el uso sostenible de los fitosanitarios con el objeto de reducir los riesgos y los efectos de su uso en la salud humana y el medio ambiente.

Para más información sobre la utilización y comercialización de los productos fitosanitariosse pude consultar esta página. Igualmente, todo el marco de actuación referente al uso sostenible de productos sanitarios está recogido en el Real Decreto 1311/2012.