Claves de experta para vestir en el camino de El Rocío si vas por primera vez

undefined
photo_camera Vestir para el camino del Rocío

Contenido ofrecido por Estrella Albendea Ruiz

La romería de El Rocío tiene lugar los días previos al Lunes de Pentecostés, concretamente la mayor afluencia de peregrinos a esta localidad se concentra el fin de semana previo a dicho lunes.

Este año, algunas hermandades se han puesto ya en camino, pero la mayoría lo hacen a partir del próximo lunes 13 de mayo, cruzando las arenas desde los diferentes caminos que llegan a la ermita y será la madrugada del domingo 19 al lunes 20 de mayo cuando, con todas las hermandades ya reunidas en la aldea, los almonteños saquen en procesión a la Virgen por este enclave onubense.

Como sucede cada año, son muchas las peregrinas que se acercan a este festejo religioso por primavera vez. Una festividad que tiene sus propios códigos de vestimenta, cercanos a la moda flamenca, pero no únicamente ligados a ella. Para comprender las prendas y complementos más adecuados para la cita, consultamos a las diseñadoras Carmen Fitz, Ana Morón y Rocío Roldán, de Carmen Marcos CCM; andaluzas y conocedoras de las claves imprescindibles para acertar.

undefined
  • La bata rociera, que no el traje de flamenca, tu aliada para andar por los caminos

"La gran estrella en la romería de El Rocío es la bata rociera. No es un traje de flamenca como tal, sino un vestido con vuelo, con corte a la cintura, a veces con algún volante amplio, que se abre desde la cadera formando una silueta A, gracias a su tejido fluido y su movimiento, y que permite caminar con facilidad y no pasar calor", apunta la reconocida y premiada diseñadora de moda flamenca Ana Morón.

Y continúa: "aunque existen todo tipo de opciones populares, sobre la pasarela también es posible encontrar inspiración para aquellas que buscan ir un paso más allá con su look sin renunciar a la practicidad. En nuestro caso, siempre incluimos alguna bata rociera entre las colecciones exclusivas que presentamos cada año en SIMOF. Porque sí, en esta prenda también hay moda y tendencias", señala. 

undefined
  • Los dos piezas son una opción muy popular

Además de la bata rociera, durante el camino a la aldea y también en los días de estancia en la misma, los looks de dos piezas — que incluyen falda y blusa o falda y camiseta— son muy habituales.

Esta opción está presente en la colección cápsula de edición limitada que este año ha presentado la archiconocida diseñadora sevillana Carmen Fitz, con tejidos propios repletos de personalidad. "El look de falda y blusa es una alternativa muy cómoda y cada vez más extendida (fácil de poner y quitar) que, con ayuda de unos buenos (y prácticos) accesorios, luce mucho más. En nuestro caso, este año hemos querido apostar por el color, combinando lunares con telas lisas y también con nuestro textil acuarela, que es muy especial".

undefined
  • En la aldea, mejor trajes de flamenca que no pesen

"Es habitual que en los días más importantes, el fin de semana previo a ese Lunes de Pentecostés en el que sale la Virgen, las romeras se arreglen más. Esto supone que un gran número de ellas —en este caso sí— escojan un traje de flamenca para la ocasión, más que una bata.

Mi consejo es que, para estos casos, apuesten por un diseño a medida o alguna de las piezas pensadas ad hoc para las temperaturas propias de esta época del año (aunque no siempre hace calor, en ocasiones llueve) y que sean verdaderamente ligeras, porque caminar por la arena de la aldea es mucho más complicado con un traje incómodo".

undefined
  • Las flores frescas o los ramilletes de flores artificiales siempre funcionan

"Para completar el look romero, las flores, si son frescas, siempre son un acierto. No obstante, por su durabilidad hay quien prefiere un ramillete de flores artificiales que pueda llevar con diferentes batas o conjuntos sin desentonar.

También es posible encontrar a quienes prefieren renunciar a la flor en favor de unos pendientes vistosos a la par que poco pesados que les permitan, al menos durante el principio del camino, ir favorecidas", apunta la diseñadora de joyas a medida con taller propio Rocío Roldán, fundadora de Carmen Marcos CCM.

  • Para caminar: bambas o botos

"Los pies sufren especialmente", sentencia Carmen Fitz. "Por eso creo que, a todas aquellas que vayan a acompañar a una hermandad por primera vez conviene advertirles que nada de cuñas o tacones. Esta cita es para recurrir a los clásicos botos rocieros. No obstante, también hay quien prefiere las bambas o incluso las Converse, pero la idea es ir cómoda sin perder el buen gusto".

Santuario de El Rocío
Santuario de El Rocío
  • Mantoncillos pequeños o pañuelos, nada de mantones

"Nosotras creemos que se puede ir cómoda y estilosa al camino. Los mantoncillos clásicos están muy bien, siempre que sean de pequeño tamaño o con fleco corto, pero en nuestra opinión y sabiendo lo mucho que gustan a quienes los pañuelos que hacen las veces de mantoncillo son más versátiles y fresquitos, a la par que elegantes; por ello los hemos incluido en nuestra cápsula. Simplemente utilizándolos junto a una sencilla camiseta o camisa blanca consigues darle un aire diferente y favorecedor al look".

  • Horquillas antes que peinecillos

Decorar la zona que rodea a las coletas o moños es algo que gusta a las romeras, pero los códigos de El Rocío son diferentes de los propios de la Feria de Abril. Carmen Marcos nos explica los detalles: "En la feria es habitual ver peinecillos de muy diversos tamaños que dan mucha luz al peinado, pero en El Rocío, las horas caminando y el peregrinaje hacen que un peinado muy elaborado y con muchos elementos se vuelva incómodo.

undefined

Por ello, nosotras creemos que lo mejor es decantarse por unas horquillas decoradas, que nos ayuden a recoger los pelos que se van cayendo con el paso de las horas y al mismo tiempo no presionen en exceso la cabeza. Siempre mejor si están decoradas, como las que hacemos a mano en nuestro atelier", recuerda.

  • Cinturones rocieros, riñoneras y fajines de piel para sumar al look

Para tener lo imprescindible a mano, más allá de lo que se traslada en las carretas, carriolas o jardineras que acompañan a los peregrinos, las romeras apuestan por riñoneras elaboradas en guarnicionerías con el mejor cuero. Además, también es habitual ver cinturones y fajines que facilitan aguantar más horas de pie cuando ya se está cansado. De este complemento nacen nuevas adaptaciones como la que Ana Morón presentó en su desfile este año: "Para acompañar uno de nuestros diseños de tiro alto apostamos por un cinturón dorado, elaborado a mano por Samuel Ortega, artesano onubense, que incorporaba tres claveles al centro con los que renovamos el concepto de cinturón flamenco". 

undefined
  • Sombreros y pañuelos en el pelo

Teniendo en cuenta su historial en creación de accesorios para el pelo y tocados (especialmente de invitada), Rocío Roldán, de Carmen Marcos CCM, aconseja a quienes van a hacer el camino por primera vez: "es habitual recurrir a pañuelos para proteger el pelo del polvo que se levanta tras las carretas y a sombreros para hacer frente al sol que suele acompañar en esta época del año. Además son complementos a los que, después de esta cita, se les puede dar mucho uso a diario", concluye.

Copy y fotografías: Estrella Albendea Ruiz