Manuel Barroso agradece la atención médica tras 5 días en la UCI: "No sabemos lo que tenemos"

El teniente de alcalde y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cartaya, Manuel Barroso, lo ha pasado mal. Tan mal que ha estado a punto, como solemos decir, de no contarlo.

Por fortuna, poco a poco se recupera y es hora de dar las gracias, por su parte, a los facultativos que le han atendido tras recibir el alta médica días atrás.

Barroso nos envía este comunicado, dirigido a los profesionales de la sanidad que le han atendido, después de que ingresara en un hospital para ser operado de amigdalitis y acabase finalmente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Infanta Elena.

Una grave hemorragia fue la causante de ello y, además, provocó que tuviese que ser sometido a un total de cuatro intervenciones.

“Quisiera agradecer a todos los profesionales de la Sanidad que desde el primer momento me han atendido de la mejor forma posible para que mi estado de salud mejorase.

Cuando decides operarte para mejorar tu calidad de vida, de algo que en principio no entraña ninguna complicación, y por lo que sea surgen las complicaciones, quieres tener al lado a los mejores. Yo he tenido la gran suerte de dar con un equipo que ante todo aman su trabajo, luchan por las personas y trabajan muy duro para ayudarnos en todo lo posible.

Tenemos unos profesionales que no se les reconoce su trabajo. Debemos de mejorar la Sanidad en todos los sentidos tanto en infraestructuras, horarios, materiales, listas de espera, aumento del personal etc., no pueden trabajar tantas horas seguidas sin descanso… porque ante todo son personas y necesitan descansar. De lo que podemos estar orgullosos es de los profesionales tan cualificados y entregados de los que disponemos.

Solo puedo decir GRACIAS, sobre todo a la Unidad de Cuidados Intensivos y al Equipo de Quirófano que han luchado por mi desde el primer momento y que no me han dejado ni un solo instante, incluso cuando ya estaba en planta se han preocupado por mi estado de salud, visitándome en cuanto tenían un hueco en su jornada laboral. Por todo ello me han demostrado que ante todo son personas de una gran calidad humana.

Hoy he realizado un pequeño esfuerzo al venir para mostrar mi gratitud ante todas estas personas y obsequiarles con un pequeño detalle, ya que jamás podré pagar lo que han hecho por mi, ya que estoy aquí gracias a todos ellos.

Seguid así porque aunque haya personas que no valoren vuestro trabajo y sacrificio como deberían, también existen millones de personas que si lo valoran y que están en este mundo gracias a vosotros. Yo soy una de esas personas. Gracias”.