Cabalgata de Reyes Magos de Niebla: horarios y trayecto

  • Todo listo para vivir una tarde-noche auténticamente mágica
Nevada en Niebla. Foto: Ayuntamiento de Niebla
photo_camera Imagen de archivo

Este viernes, las fiestas navideñas entrarán en sus últimas horas con la tradicional llegada de los Reyes Magos de Oriente. La concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Niebla junto a la Asociación Reyes Magos y un grupo de voluntarios, tienen todo preparado para la población, y especialmente los más pequeños, reciban a SS.MM. 

Como novedad de este año la comitiva real será recibida en el Ayuntamiento y partirá hasta el Castillo de Niebla a las 16:00 horas.

La primera de las grandes tiradas de caramelos y juguetes está prevista que sea a las 16:30 horas desde lo alto de la barbacana del Castillo de Niebla.

Un total de siete carrozas formarán la comitiva, abrirá el recorrido la Estrella Guía, seguidas del Belén, Melchor, Barbie, Gaspar, Circo y Baltasar. Durante todo trayecto tanto dentro como fuera del recinto amurallado acompañará la charanga “Juventud”, integrada por jóvenes locales. Igualmente estará presente un grupo de animación de Elfos de Navidad. 

La cabalgata iliplense llena de momentos que son auténticamente mágicos como la primera tirada desde los altos muros de la fortaleza medieval o el paso por las distintas puertas de la muralla, así como la adoración ante el portal de Belén en el altar mayor de la iglesia Santa María de la Granada.

La gran comitiva de música y color, tras recorrer calles y plazas de los barrios de la ciudad, donde cientos de niños y mayores les recibirán con mucha emoción, pondrá el cierre de la tarde-noche mágica con un final inolvidable a modo de gran despedida en la puerta del Ayuntamiento, cuando Melchor, Gaspar y Baltasar, junto a sus respectivos séquitos, realicen la última y gran tirada desde los balcones, un momento especialmente para los pequeños, ya que se acotará una zona para la entrada exclusiva de ellos.

Un año más este espectáculo desbordará ilusión y fantasía por las calles y plazas iliplenses, distribuyendo generosamente cientos de kilos de caramelos, golosinas, así como una infinidad de regalos y juguetes.