Condenan al Ayuntamiento de Cumbres Mayores a indemnizar a una familia por los daños sufridos en su casa

El Ayuntamiento de Cumbres Mayores ha sido condenado por un juzgado a indemnizar a una familia de la localidad por los daños sufridos en su vivienda por filtraciones de agua que se produjeron por el mal estado de la vía pública, tras los reiterados avisos de los moradores de la casa del peligro que corrían por este motivo.

En concreto, en la sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Huelva, se considera al Ayuntamiento responsable de los daños sufridos en una vivienda de la Avenida de la Constitución de la localidad, que cuenta con “una calzada sobreelevada  que no se encuentra correctamente ejecutada, ya que no tiene salideros de aguas idóneos que permitan evacuar las aguas en épocas de lluvias o en caso de averías de la red de aguas”. 

Esa imposibilidad de la calzada de canalizar el agua existente en los periodos de lluvias ha ido erosionando la tierra existente debajo, lo que produce los asientos del terreno, que están provocando el agrietamiento de la calle y su bajada o hundimiento por la falta de sustrato debajo.

Todo ello, ha ido provocando filtraciones de agua bajo la vivienda de los afectados, que ha afectado a los cimientos y estructura del inmueble, y dado lugar a aparición de grietas de 45 grados, rotura de la unión de la fachada y la bóveda, y a la aparición de humedades en la parte inferior de la vivienda.

A esa insuficiencia de canalización para evacuar las aguas que tiene la calzada se le une además la falta de mantenimiento de la vía, y de los muros de contención por parte del Ayuntamiento.

Los afectados presentaron en el juicio un informe pericial con grietas de más de diez centímetros de profundidad en algunos de sus tramos, y ello pese a que por la misma no circulan vehículos por tratarse de una calle sin salida, pero se apreciaba el desplome de las pilastras y agrietamiento del muro de contención.

Uno de los afectados presentó una reclamación en el ayuntamiento  de Cumbres Mayores en 2018, pero no fue atendida y la queja se pasó a la Giahsa (la empresa de gestión del agua), que elaboró un informe que citaba que el problema derivaba de la antigüedad de la vivienda.

En abril del 2019 se planteó una nueva reclamación, y ahora el juzgado reconoce que los daños de la vivienda son consecuencia directa del estado de la calzada.

La sentencia condena al Ayuntamiento a indemnizar a los dos hermanos reclamantes con 6.754,25 euros, aunque no le obliga a reparar la calle, por lo que los demandantes tendrán que iniciar una nueva reclamación en este sentido.

La jueza especifica en la sentencia que la cantidad concreta será mayor en función de los intereses generados desde que se puso la primera reclamación.