Polémica en Almonte: El convenio de SADA se aprobó 5 días antes de las elecciones municipales

El Ayuntamiento denuncia que revisan su "legalidad" por llevarse a cabo "sin la debida fiscalización" y "en plena campaña electoral"

Sede de SADA
photo_camera Sede de SADA

El Ayuntamiento de Almonte ha puesto en conocimiento una situación preocupante que a su juicio "atenta contra los intereses generales y la transparencia administrativa" después de que la anterior corporación aprobase el 23 de mayo de 2023, cinco días antes de las elecciones municipales, el convenio colectivo de la empresa de servicio de ayuda a domicilio de Almonte, SADA, en lo que se evidencia como "un intento para obtener votos", aseguran desde el consistorio.

Esta aprobación, explican en una nota, recoge la reducción de la jornada laboral 5 horas semanales, una subida salarial y cinco días de asuntos propios, entre otras condiciones, que "se llevó a cabo sin la debida fiscalización por parte del Ayuntamiento y en plena campaña electoral". Cabe destacar que todas las reivindicaciones presentadas por los empleados de SADA fueron incluidas en este convenio, lo cual, se intuye como "propaganda electoral en detrimento de los intereses generales", lamentan.

La legalidad de la aprobación del convenio colectivo está siendo minuciosamente revisada para determinar su posible incumplimiento de la normativa electoral. Así, el Ayuntamiento considera que "este tipo de decisiones no pueden tomarse a la ligera y mucho menos utilizarse como herramientas de manipulación política ya que deben realizarse con total transparencia y en beneficio de todos los ciudadanos".

Las cuentas anuales presentadas en el último consejo de administración revelaron, por tercer año consecutivo, un saldo negativo de la empresa de casi 71.000 euros. De manera que el actual equipo de gobierno está obligado a la regularización y mejora de la gestión de SADA "para garantizar la sostenibilidad y eficiencia del servicio, manteniendo todos los activos presentes y asegurando la prestación de un servicio de calidad a los usuarios".

La administración local tiene como objetivo garantizar que todas las decisiones futuras sean "tomadas con el rigor y la transparencia que los vecinos de Almonte merecen", finalizan.