El delegado pide que el Gobierno negocie con Portugal soluciones para los agricultores onubenses

photo_camera La agricultura es uno de los sectores económicos más importantes de la provincia de Huelva

El delegado territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural en Huelva, Álvaro Burgos, ha reclamado a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que se siente a negociar con el Gobierno de Portugal para buscar soluciones para los agricultores onubenses y aclare si va a apostar por “la normalización de los Bombeos de Bocachanza que lleva 45 años funcionando” que se debe hacer en el Convenio de Albufeira, o si por el contrario "está engañando" al sector.

El responsable de Agua en la provincia ha asegurado que "los agricultores están estupefactos” ante la falta de soluciones y la “nula negociación” que se está llevando a cabo con el gobierno luso.

Para Burgos la posición del Gobierno central es una “tomadura de pelo” para un sector clave para la economía onubense gravemente afectado por las consecuencias de la sequía y que “necesita soluciones urgentes y coherentes, no contradicciones, ni engaños”.

El titular de Agricultura ha recordado los incumplimientos continuos con respecto a la Presa de Alcolea, cuyas obras se pararon en 2018, y todas las obras declaradas de interés general por el Gobierno en ese año y que “siguen pendientes siendo imprescindibles para el trasvase al Condado”. “Por culpa de la decisión de parar Alcolea, en 2022 se fueron al mar 170 hectómetros cúbicos de agua de lluvia”, ha añadido.

Frente a ello, “el Gobierno de Juanma Moreno, ya ha ejecutado en los últimos cinco años, entre abastecimiento, depuración y el sistema de explotación, obras por valor de más de 220 millones de euros en Huelva”. En este montante se incluyen cuatro decretos de sequía “y varias obras que son competencia del Estado”.

Además, el delegado territorial considera que “el Gobierno de Sánchez está timando a los onubenses con un supuesto desdoble del túnel de San Silvestre que, de acuerdo con el proyecto y la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada, dejará el actual para la cría de murciélagos y el nuevo no permitirá un caudal de agua superior al actual, 10m3/segundo, o lo que es lo mismo, limita las perspectivas futuras de crecimiento de nuestros sectores productivos dependientes del agua”.

Por ello considera que lo que debería estar haciendo la ministra Ribera es “apoyar al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que está demandando medidas a la Unión Europea, pidiendo un fondo de solidaridad que Chipre y Rumanía han utilizado en cuestiones de catástrofes".