Galaroza recupera su exitosa concentración motera este fin de semana

  • El Motoclub Cachonero organiza la XXIII edición los días 3, 4 y 5 de noviembre

Vuelve a La Sierra uno de los eventos más consolidados y aclamados de su calendario deportivo y turístico. La concentración mototurística de Galaroza ha sido uno de los acontecimientos más seguidos en los últimos años. No en vano, alcanzó más de dos décadas continuadas de celebración exitosa, gracias a la implicación de los cachoneros y de miles de visitantes que disfrutaban cada año de las actividades programadas.

La pandemia provocó la lógica suspensión en 2019, y diversas circunstancias impidieron su continuación en años sucesivos. Ahora, el Motoclub Cachonero ha superado numerosas dificultades y se ha lanzado a un reto que venía demandando toda la población y también los aficionados al mundo de las motos que tenían en este evento una cita obligada.

La Concentración Motera Cachonera llega así a su vigésimo tercera edición, que se desarrollará los días 3, 4 y 5 de noviembre. La expectación es importante, y se espera que los moteros de Huelva demuestren su apuesta hacia la Concentración Motera Cachonera. El programa preparado sigue el esquema de ediciones anteriores, que han contado con el respaldo del público de todos los estratos de edad. Esta es, precisamente, una de las claves que han cimentado el éxito del evento, año tras año.

Personas en edad madura que disfrutan del gran ambiente motero que vive Galaroza esos días, se unen a cientos de jóvenes que animan el pueblo con música y ganas de pasarlo bien, y, sobre todo, a los apasionados del mundo de las motos que lucen esos días sus mejores galas, afinan sus máquinas y aprovechan para reencontrarse con amigos y conocidos.

En Galaroza, los moteros se integran en un ambiente auténticamente rural en el que pueden degustar la exquisita gastronomía serrana, conversar con sabios del campo, callejear por atractivos lugares o disfrutar de rutas con un gran encanto paisajístico. Los frutos de otoño y los del cerdo ibérico volverán a estar muy presentes y las estampas de moteros comprando castañas y jamones seguirán siendo habituales.

Todo ello ha provocado que la concentración cachonera haya sido considerada como la Concentración Motera de Huelva por excelencia, por la referencia que ha marcado en muchas otras citas a lo largo de la provincia. Ha recibido a cientos de motoclubs procedentes de toda Andalucía y también de otros territorios, incluido Portugal, así como a moteros llegados desde latitudes alejadas, como el País Vasco, Francia o Ceuta.

La mezcla con los serranos que llegan desde todos los pueblos de la comarca configura una mezcla de motos y características rurales único en la región. Entre ellos, se espera al ya tradicional Andoni González Urresti, que viene cada año desde Ondarroa (Vizcaya), recorriendo nada menos que 850 kilómetros junto a su esposa Izaskun, también motera. Andoni e Izaskun se han convertido ya en un clásico en esta concentración, habiendo trabado amistad personal prácticamente con todo el pueblo.

Una concentración que demuestra la fusión entre lo motero y lo rural y que cuenta como uno de sus elementos clave con su ubicación en el centro del pueblo, desde donde los participantes podrán disfrutar de los componentes deportivos, turísticos y de ocio que ofrece el evento. En efecto, el programa aglutina citas de diversos ámbitos para contentar a los asistentes.