La Junta actúa en casi 40 hectáreas del Alto de los Barreros, en Zalamea, para la prevención de incendios

Visita del delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul junto al alcalde de Zalamea la Real
photo_camera Pedro Yórquez, ha supervisado los trabajos de prevención de incendios y mejora de infraestructuras en el monte público Alto de los Barreros, en la Zalamea la Real

El delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Pedro Yórquez, ha supervisado los trabajos de prevención de incendios y mejora de infraestructuras en el monte público Alto de los Barreros, en la Zalamea la Real, que lleva a cabo el personal del Plan contra los Incendios Forestales de Andalucía (INFOCA). Las actuaciones forman parte del proyecto anual de tratamientos preventivos de la provincia de Huelva.

El representante de la Junta de Andalucía ha estado acompañado por el alcalde de la localidad, Diego Rodríguez, y por el diputado del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía Juan Antonio Márquez Lancha, además de técnicos de la administración y otros componentes del equipo de Gobierno de Zalamea la Real.

Los trabajos, para los que se ha empleado 677 jornales y 140.630 euros, han consistido en la eliminación de la vegetación en los márgenes de los principales caminos que discurren por el monte público mediante desbroce, poda, apeo, desramado, tronzado y eliminación de restos.

El presupuesto de 2024 de preventivos incluye una inversión de 134 millones de euros

Los operarios han actuado sobre una superficie de 38,11 hectáreas y una longitud de 47,5 kilómetros. “La política forestal del Gobierno andaluz para la prevención de incendios se basa en que una mayor inversión porque está demostrado que da mejores resultados”, ha destacado Pedro Yórquez.

En este sentido, el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul ha recordado que “el presupuesto de 2024 de preventivos incluye una inversión de 134 millones de euros, un 8 por ciento más que lo destinado en 2023 y hasta un 61 más que lo que se invirtió en esta materia en el año 2018”.

Estas cifras se justifican con la de demostración de que “los trabajos selvícolas favorecen la prevención de incendios forestales, minimizan el riesgo estructural de los fuegos y su duración, además de peligrosidad del fuego”.