La Junta reclama que el AVE Sevilla-Huelva-Faro se incluya entre las inversiones del Ministerio

El Consejo de Gobierno ha aprobado una declaración institucional en defensa de la conexión ferroviaria por Alta Velocidad entre Andalucía y El Algarve, después de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no haya incluido esta vía en el Programa Nacional de Inversión 2030 en detrimento de otros tres pasos fronterizos por ferrocarril entre España y Portugal.

La administración autonómica, que considera que la decisión tomada arrincona a las provincias de Huelva, Sevilla y no contribuye a la expansión de la economía, el empleo y el bienestar de Andalucía, ha presentado alegaciones a este documento elaborado para que el Gobierno de España explore la viabilidad de establecer un enlace ferroviario a lo largo del arco suroccidental de la Península Ibérica dando continuidad a la línea actual desde Huelva hacia Faro a través de Ayamonte.

La Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, establece en el Capítulo II, de competencias de la Comunidad Autónoma, a través de su artículo 64 (Transportes y Comunicaciones), que la Comunidad Autónoma de Andalucía participará en el establecimiento de los servicios ferroviarios que garanticen la comunicación con otras comunidades autónomas o con el tránsito internacional, de acuerdo con lo previsto en el Título IX (de relaciones institucionales de la comunidad autónoma con la Administración del Estado).

En este contexto, la Eurorregión Algarve-Alentejo-Andalucía, cuya presidencia ostenta la Junta de Andalucía en el bienio 2020-2022, viene defendiendo y reclamando, tanto al Gobierno central de España como al Gobierno portugués, el impulso a la conexión ferroviaria de Alta Velocidad entre Andalucía y el Algarve (Portugal), a través del proyecto de Línea de Alta Velocidad Sevilla-Huelva-Faro. En respaldo a dicha iniciativa, cuyo origen se remonta ya a varias décadas, el Parlamento de Andalucía aprobó en la presente Legislatura (02 de noviembre de 2021) una Declaración institucional de apoyo a la conexión de Alta Velocidad entre Sevilla, Huelva y el Algarve, que contó con el consenso pleno de los cinco grupos parlamentarios que componen actualmente la cámara andaluza.

Más recientemente, el pasado 2 de marzo, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, firmó en Faro (Portugal) el nuevo convenio transfronterizo de la Eurorregión Algarve-Alentejo-Andalucía, junto al presidente de la comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Algarve, José Apolinário Nunes, y el presidente de la Comisión del Alentejo, António Ceia da Silva, en el que se apuesta por la mejora de la conectividad de estos territorios, objetivo al que debe contribuir el proyecto de Alta Velocidad Sevilla-Huelva-Faro.

Otras administraciones (ayuntamientos y diputaciones provinciales en Sevilla y Huelva), así como organizaciones empresariales andaluzas (patronales y cámaras de comercio) y de ambas regiones lusas, han efectuado declaraciones y manifiestos en favor de esta estratégica infraestructura ferroviaria, en el marco del bienio 2020-2022, en el que la Junta de Andalucía asume la presidencia de esta Eurorregión.

La propia planificación del Gobierno de Andalucía en materia de infraestructuras (Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía, PITMA), dentro de la línea de estratégica de coordinación con el Estado en el ámbito de infraestructuras del transporte y la movilidad, incluye el impulso a la Línea de Alta Velocidad Sevilla-Huelva, que constituye el paso imprescindible y previo para la conexión transfronteriza con Faro, que se viene reclamando al Gobierno central a través de diferentes iniciativas.

Sin embargo, el Gobierno de España y, más concretamente, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) no tiene contemplada en su hoja de ruta y planificación el desarrollo y ejecución de este corredor ferroviario, como quedó plasmado en la falta de compromiso por parte del presidente del Gobierno de España durante la XXXII Cumbre Hispano Lusa, celebrada en Trujillo (Cáceres) el pasado 28 octubre de 2021, de la que no se extrajo manifestación o voluntad alguna por parte del Ejecutivo central hacia esta infraestructura.

El paso transfronterizo sur entre España y Portugal, a través de Andalucía, es el único que carece de conexión ferroviaria, a pesar de que Portugal ha mantenido el tráfico regional en su línea de ferrocarril Faro-Vila Real de Santo Antonio, mientras que, al otro lado de la frontera, permanece desmantelada la línea férrea Huelva-Ayamonte, que fue clausurada en 1987 por el Gobierno central. De hecho, el Ejecutivo central, en su Programa Nacional de Inversión 2030 (Agenda 2030), prioriza tres pasos fronterizos entre ambos países vecinos, pero dibuja la conexión sur a través de Extremadura, ignorando así un enlace ferroviario del arco suroccidental de la Península Ibérica. Una decisión que, a la postre, arrincona a las provincias de Huelva, Sevilla y, por extensión a Andalucía, y que, consecuentemente, no contribuye a la expansión de la economía, el empleo y el bienestar de nuestra comunidad.

Una decisión que, lamentablemente, coincide con la errática dotación presupuestaria por parte del MITMA al proyecto de Línea de Alta Velocidad Huelva-Sevilla en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 (actuación de la que sólo consta un estudio informativo elaborado, pero cuya tramitación ambiental no ha concluido aún), así como para la redacción de estudios y proyectos para la extensión de dicha línea hasta Faro.

A pesar de las oportunidades que constituyen el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea (fondos Next Generation UE), así como la incorporación por la Comisión Europea del tramo ferroviario Sevilla-Huelva al Corredor Atlántico, de la Red Transeuropea de Transportes, incluyendo los nodos portuarios de ambas capitales, el Gobierno central sigue sin avanzar en dicha línea de alta velocidad y su conexión con Faro.

La Junta de Andalucía, por su parte, sigue apostando y defendiendo de manera firme la viabilidad de esta conexión ferroviaria transfronteriza, a través de la propia presidencia de la Eurorregión Algarve-Alentejo-Andalucía, o bien mediante todos los instrumentos que están a su alcance, como el citado PITMA 2030 o, más recientemente, las alegaciones formuladas el pasado mes de enero a la Estrategia Indicativa del Desarrollo, Mantenimiento y Renovación de las Infraestructuras Ferroviarias integrantes de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG), elaborada por el MITMA. En dicha alegación se propone al Ministerio "explorar la viabilidad de establecer un enlace ferroviario a lo largo del arco suroccidental de la Península Ibérica, dando continuidad a la línea actual desde Huelva hacia Faro y al conjunto del Algarve, a través del entorno de Ayamonte, ya que llama la atención que Andalucía es la única Comunidad Autónoma fronteriza con Portugal que no tiene una conexión ferroviaria con el país vecino".

Esta deficitaria situación de partida, unida al potencial turístico, logístico y económico de ambas regiones (Andalucía occidental, y El Algarve y Alentejo en Portugal), debe alentar al Gobierno central a impulsar, mediante compromisos presupuestarios solventes y con horizontes concretos, la construcción de la Línea de Alta Velocidad Sevilla-Huelva-Faro, evitando de este modo que la localización periférica de esta eurorregión no lastre su futuro desarrollo y la prosperidad de sus habitantes.