Numerosos cartayeros rocieros echaron ayer a caminar hacia la Aldea almonteña

La Hermandad del Rocío de Cartaya, que este año acude a la Romería con 1.300 rocieros censados, emprende su peregrinar arropada por cerca de cuarenta vehículos, entre carriolas y carros de mulos, numerosos caballistas y un nutrido grupo de peregrinos a pie que la acompañan en su quinto camino en solitario.

La de ayer fue una jornada intensa y llena de emociones para los rocieros cartayeros, que comenzó a primera hora, a las 8:00h., con la Misa de Romeros que se ha celebrado junto al Monumento de la Virgen del Rocío, en La Parada, oficiada por el cura párroco de la localidad, Manuel Domínguez Lepe.

Numerosos cartayeros y cartayeras han acompañado a la filial en su posterior recorrido por el municipio, arropando al Simpecado con vítores, cantes y aplausos a su paso por las calles de la localidad.

Numerosos caballistas, en torno a cuarenta vehículos: principalmente carriolas y también algunos de tracción animal, y numerosos peregrinos, integran una comitiva que se detuvo, en primera instancia, en la Plaza Redonda.

En la fachada del Ayuntamiento esperaba el Equipo de Gobierno Municipal y el alcalde, Manuel Barroso y la primera teniente de alcalde, Eva Moya, realizaron la tradicional ofrenda municipal al Simpecado y desearon a la Hermandad “y a todos los cartayeros y cartayeras que os acompañan un buen camino y una feliz romería”.

Desde allí la comitiva se dirigió a la Iglesia Parroquial de San Pedro, donde tuvo lugar la ofrenda a la Patrona, Ntra. Sra. la Virgen del Rosario, y partió en dirección a La Pila.

Tras la parada ante el monumento a San Isidro, en el que fueron recibidos por los representantes de la Hermandad del Patrón de los Agricultores, enfilaron la recta final de salida del casco urbano arropados por numerosos escolares de los centros educativos de la localidad, que los despidieron con vítores y sevillanas, y por los mayores del Centro de Mayores y Dependientes de la localidad, que también realizaron su ofrenda al Simpecado.

Muy emocionados por el cariño recibido, señalaba el presidente, ha iniciado la Hermandad del Rocío de la localidad un camino en el que se irán incorporando más romeros, especialmente en la jornada del viernes, cuando la filial cartayera hará su entrada en la aldea almonteña acompañada por más de 1.300 romeros y romeras.