Una multinacional plantea invertir en Valdelamusa en un sector alternativo a la mina

El alcalde pedáneo de Valdelamusa, el popular Pedro González, ha anunciado hoy el “firme interés” de una multinacional de invertir en la zona para la puesta en marcha de un “ambicioso” proyecto empresarial “que supondría la generación de puestos de trabajo y riqueza para toda la comarca”.

González ya ha mantenido hace tan solo unos días un primer encuentro con

responsables de la compañía y con representantes de la empresa estatal que

gestiona la red ferroviaria de Portugal, Infraestructuras de Portugal (IP), para

conocer el proyecto.

Tras esta primera toma de contacto, está ya prevista una reunión con el alcalde

de Cortegana, el popular José Enrique Borrallo, y la delegada del Gobierno

Andaluz en Huelva, Bella Verano, “para que la multinacional exponga con todo

detalle su propuesta de inversión en Valdelamusa”.

El alcalde pedáneo, quien aún prefiere mantener algunas “cautelas”, se ha

mostrado muy esperanzado de que este proyecto “sea un auténtico revulsivo

para el municipio y toda la comarca”. En este sentido, González ha señalado

que con la inversión prevista por la multinacional y el proyecto de cargadero de

minerales y centro logístico que planea Matsa en su término municipal

“convertirán a Valdelamusa en el eje sobre el que gire la economía y la

creación de empleo de toda la comarca”.

“Ambas iniciativas empresariales suman muchos millones de euros de

inversión en la zona y ambas iniciativas conllevan muchos puestos de trabajo

solo en la construcción de las instalaciones y los equipamientos”, ha destacado

González, antes de subrayar que “desde que fui elegido alcalde pedáneo de

Valdelamusa, he trabajado codo con codo con José Enrique Borrallo por sacar

adelante proyectos que signifiquen revitalizar la economía de nuestros pueblos,

generar empleo estables y mejorar la calidad de vida de todos los vecinos de la

comarca”.

Por último, el alcalde popular ha resaltado que el proyecto presentado por la

multinacional “abre las puertas a un sector económico alternativo a la minería

con voluntad de permanencia a largo plazo”, lo que a su juicio “diversifica la

actividad en la zona y evita que el futuro de la comarca dependa solo del

monocultivo de la minería”.