La peatonalización de la Calle Sextante de Punta Umbría supera ya el 50% de su ejecución

Las obras de peatonalización de la calle Sextante, uno de los principales accesos a la playa desde la avenida del Océano, han superado ya el 50 por ciento de su ejecución.

La alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Águedo, y la concejala delegada de Urbanismo, Amelia Gallardo, han visitado hoy la actuación que el Ayuntamiento está llevando a cabo en esta vía, que sirve también de entrada al litoral en la procesión de la Virgen del Carmen del mes de julio.

La renovación de este espacio la está realizando la empresa Punta David SL, con un presupuesto de153.547,58 euros, IVA incluido.

Para la alcaldesa, “la procesión de nuestra Patrona tendrá el próximo verano una entrada digna”, gracias al trabajo del Ayuntamiento “por unos accesos más modernos y prácticos para el ciudadano, creando itinerarios más accesibles gracias a la eliminación de barreras arquitectónicas”. Además, Aurora Águedo ha anunciado que en este mismo año “vamos a seguir completando estas peatonalizaciones de las calles de acceso a la playa”.

Por su parte, la concejala delegada de Urbanismo ha incidido en que esta peatonalización “repercute de forma directa en nuestro sector turístico y en la seguridad de los viandantes”.

Las obras se realizan gracias al Plan de Playas de la Diputación de Huelva, con el que se financia en su totalidad.

La alcaldesa agradece en este sentido “el importante esfuerzo del ente provincial para adaptar las ayudas a las necesidades de los ayuntamientos”.

El proyecto de la calle Sextante incluye una nueva solería con el mantenimiento de la rasante a la anchura de toda la vía y la eliminación de las barreras arquitectónicas, sobre una superficie aproximada de 1.000 metros cuadrados.

Del mismo modo, se sustituyen las redes de abastecimiento con una nueva tubería para agua potable. También, se instala un nuevo saneamiento con imbornales y registros.

La calle se culminará con nuevas farolas con iluminación Led, arboleda, bancos, papeleras, aparcabicis, duchas y lavapiés.

Tras la peatonalización, se permitirá el acceso a los vados existentes y se mantendrá una zona de carga y descarga.