Almonte: Trata de quemar la droga que vendía en su casa al entrar la Guardia Civil, que intervino 39 dosis de heroína y cocaína

La Guardia Civil en un operativo coordinado con Policía Local de Almonte, ha realizado la explotación de la operación denominada 'Peregrinantes' que tenía como objetivo la erradicación de un punto de venta muy activo de drogas en la localidad de Almonte y que ha acabado con la detención de la propietaria de la vivienda.

Dicho operativo fue iniciada a principios de año por ambos cuerpos. Durante las investigaciones, se pudo comprobar como numerosos consumidores se acercaban a una vivienda para adquirir las diferentes sustancias estupefacientes que se vendían en el interior del domicilio. Tras adquirir las dosis procedían al consumo en las inmediaciones, causando así cierta inseguridad y alarma social en los ciudadanos.

Tras varios meses de investigación y una vez finalizada dicha fase, finalmente el pasado jueves se procedió a la fase de explotación de la operación, la cual consistió en una entrada y registro realizada por ambos cuerpos.

Mientras los agentes accedían al interior de la vivienda, la propietaria se dirigió a la chimenea rápidamente para prender la droga vertiendo la gasolina de una garrafa que tenía preparada al parecer con la finalidad de destruir evidencias, no logrando prender la sustancia en su totalidad.

Durante el registro, los agentes comprobaron que la vivienda disponía de fuertes medidas de seguridad tales como puertas blindadas en dormitorios, cámaras de vigilancias y una puerta que daba al exterior que estaba reforzada con grandes barras metálicas para imposibilitar el acceso.

En la operación se ha incautado un total de 25 dosis de heroína, 14 de cocaína y restos carbonizados de drogas que una vez realizada pruebas con drogatest, se ha podido verificar que se trataba de cocaína. Además se ha requisado documentación, teléfonos móviles, tres monturas ecuestres, una pistola de fogueo y un televisor para verificar su procedencia.

Cabe destacar en esta investigación la estrecha colaboración mantenida entre la Policía Local Almonte y la Guardia Civil, siendo este uno de los factores esenciales para garantizar el éxito de la investigación.