Dos Guardias Civiles que paseaban con su bebé cortan la hemorragia a un hombre herido

  • El herido y su familia han remitido una carta de felicitación al Puesto de la Guardia Civil de Sevilla, donde ambos residen y trabajan
Foto de archivo de la Guardia Civil
photo_camera Foto de archivo de la Guardia Civil

Dos Guardias Civiles caminaban por el paseo marítimo de Matalascañas con su bebé cuando apareció repentinamente una persona que tenía una herida en la pierna, de la que brotaba mucha sangre. 

El matrimonio de Guardias Civiles, tras localizar a la persona e identificarse como tal, no tardó en actuar: la mujer realizó un torniquete con la camiseta mientras que su esposo realizaba llamadas al 112 solicitando asistencia médica y ambulancia para trasladar al herido al centro de salud. 

El herido, tras encontrarse recuperado, ha remitido una carta de felicitación por la espontánea ayuda brindada por los dos trabajadores, gracias a la cual "no se agravó la situación" ya que el afectado sufre problemas de coagulación de la sangre y tenía una hemorragia grave. 

"Se hizo incluso llevando un bebé", ha puntualizado la mujer del afectado, la cual ha querido agradecer las labores, la rapidez y la certeza con la que con la que fueron ejecutadas.  

"Esta es una prueba más del carácter benemérito de los Guardias Civiles, que incluso de paisano, paseando por la playa y con un bebe de pocos meses, ante una persona herida sin pensarlo actuaron en su ayuda y resolvieron una situación que podría haber sido muy peligrosa para el herido", ha argumentado la Asociación de Guardias Civiles.