Salvan la vida a un hombre que le había dado un infarto al volante en Matalascañas

El conductor, que no pudo pedir auxilio, viajaba solo y únicamente pudo detener el vehículo en el arcén
Foto de archivo
photo_camera Foto de archivo

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Destacamento de Tráfico de La Palma del Condado, se encontraban en servicio de vigilancia por la carretera A483 (A-49- Almonte), cuando observaron un vehículo detenido el arcén del sentido contrario, aparentemente averiado.

Tras realizar un cambio de sentido para auxiliar a sus ocupantes, observaron a su conductor tendido junto al vehículo, con el teléfono móvil en la mano y una llamada activa al 112, no pudiendo articular palabra.

Los agentes retomaron la llamada, informando al centro de emergencias la situación de la persona, auxiliándolo hasta la llegada del equipo del 061, que lo traslada al Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, donde posteriormente y debido a su gravedad, es trasladado al Hospital Virgen Macarena de Sevilla, encontrándose actualmente en la UCI de dicho hospital.

Servicios médicos confirmaron que había sufrido una rotura en la pared de la arteria aorta y que la actuación de los agentes actuantes fue decisiva para que el conductor no falleciera en el lugar de los hechos.

El conductor es un ciudadano portugués, que se encontraba de vacaciones en Matalascañas, pero en el momento que sufrió el accidente cardiovascular, no estaba acompañado.