Siembra el pánico conduciendo un coche fúnebre a gran velocidad y bajo los efectos del alcohol y drogas

El conductor de un coche fúnebre, ebrio y bajo sustancias estupefacientes, sembró el pánico el pasado viernes 30 de diciembre al circular a gran velocidad por las calles de la localidad cordobesa de Lucena.

En concreto, el suceso se registró pasadas las 19,00 horas, tras lo que numerosos vecinos alertaron al centro de coordinación de emergencias 112 y a la Policía Local de la escena, ya que ello suscitaba un grave riesgo para los viandantes y el tráfico rodado.

Posteriormente, los agentes detuvieron al conductor, que pasó a disposición judicial este sábado y finalmente puesto en libertad con cargos.

Y es que, las pruebas practicadas al detenido arrojaron resultados positivos tanto en alcohol como en drogas.

En algunas informaciones se apunta que el citado vehículo había sido robado por el arrestado.