AyamonteProvinciaZZ_Slider

Ayamonte: el alcalde espera llegar a un acuerdo con Adif sobre el suelo del Centro de Congresos

El alcalde de Ayamonte, Alberto Fernández, ha lamentado que Adif demande ahora al Ayuntamiento para exigirle el pago de más un millón y medio de euros o que se le dieran «numerosas parcelas a cambio» debido a que el Centro de Exposiciones y Congresos de Ayamonte (CECA), construido en 2003, se encuentra en terrenos pertenecientes a dicho organismo estatal.

Así, Fernández ha señalado que este es uno de los muchos problemas con los que se ha encontrado al entrar en el Ayuntamiento y que lleva meses tratando de solucionar con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de España, con quien tiene una cita el próximo 5 de septiembre a las 10.00 horas para tratar de llegar a un acuerdo que beneficie al municipio.

El alcalde ha indicado que el Palacio de Congresos es del pueblo de Ayamonte, al igual que la estación de autobuses y los terrenos colindantes, sin embargo, «el suelo sobre el que está construido todo eso no es de Ayamonte», en este sentido ha señalado que es «como si construyeras tu casa en el jardín de tu vecino», por lo que ha lamentado que «ahora nos encontramos con un pleito puesto a este Ayuntamiento y estamos negociando el precio para adquirir todo ese suelo y vamos a traer un buen acuerdo».

Mientras se lleva a término la compra de esos terrenos, el alcalde de Ayamonte espera poder desbloquear la cesión de los terrenos en los que se encuentran las tuberías que dan la corriente al Palacio de Congresos, que también están en suelo de ADIF, pero que sin embargo se encuentran conectadas a un centro de trasformación municipal, ubicado en terrenos de la localidad.

Este es el principal problema con el que se han encontrado a la hora de poner en marcha de una vez este proyecto que se encuentra finalizado y que pretende ser usado tanto por empresarios portugueses como andaluces y cuenta con 4.500 plazas. Fernández se comprometió a darle uso de una vez, después de que numerosos problemas lo hayan impedido, como el litigio que mantenía el Ayuntamiento con la empresa concesionaria de la obra al no estar de acuerdo con las condiciones en las que se terminó, y después de que esta empresa tuviera que retomarlas al entrar en concurso de acreedores la primera concesionaria, la empresa castellanoleonesa Begar.

Para sacar adelante la obra se creó un consorcio formado por la Dirección General de Comercio de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Ayamonte, que acordaron la financiación a partes iguales de los 7,8 millones de euros presupuestados, aunque al final la obra se fue a algo más de diez millones.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Ayamonte