Cabezas RubiasProvinciaSanta Barbara

Carazo anuncia el inicio de las obras en 11 kilómetros de la carretera A-495

Esta intervención resolverá el histórico problema de seguridad vial existente entre Santa Bárbara de Casa y Cabezas Rubias.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha anunciado que el próximo lunes 12 de abril comenzarán las obras de seguridad vial en un tramo de once kilómetros de la carretera A-495 entre los municipios de Santa Bárbara de Casa y Cabezas Rubias, en la provincia de Huelva. Marifrán Carazo ha respondido a una pregunta formulada por el Grupo Socialista en la Comisión de Fomento del Parlamento de Andalucía, donde ha recordado el trabajo realizado estos meses para actuar en una “carretera que necesitaba una actuación de conservación importante, pero no de ahora, sino desde hace muchos años, fruto del abandono de los gobiernos anteriores”.

La consejera ha recordado que el pasado 29 de marzo, se adjudicaron estos obras con un presupuesto de 755.000 euros. “Se limpiarán y se reperfilarán las cunetas terrizas, se restaurará la rodadura y se van a restituir las marcas viales, porque antes ni se repintaba esa carretera”, ha señalado Marifrán Carazo, que ha incidido en que buena parte del mal estado de esta vía se debe a la falta de inversión en materia de conservación de los anteriores gobiernos socialistas entre los años 2008 y 2018 y a la falta de una actuación integral en este tramo de carretera. Frente a ello, el actual Gobierno andaluz “se comprometió a resolver esta situación, encargó un proyecto constructivo y ahora va a ejecutar estas obras tan necesarias”.

Las obras supondrán la restauración de la capa de rodadura mediante tres tratamientos distintos dependiendo del estado de conservación del tramo comprendido entre los kilómetros 52 y 63 de la carretera A-495. Los tramos más dañados, es decir, con agotamiento estructural profundo, piel de cocodrilo en superficie y roderas con deformación, recibirán un doble tratamiento, con fresado y una nueva capa de rodadura con aglomerado en caliente. El resto del trazado se someterá a actuaciones, bien de nueva capa de rodadura o bien de fresado y reposición, en función de sus características y evolución.

Las marcas viales se restituirán en los once kilómetros de trazado, además de reforzar la visibilidad en una curva peligrosa situada a la altura del punto kilométrico 60 mediante captafaros retroreflectantes adheridos al pavimento. Asimismo, se actuará en los cruces con cauces y obras de drenaje transversal donde hay eucaliptos de grandes dimensiones y se limpiarán y reperfilarán las cunetas terrizas mediante el paso de una hoja de motoniveladora, de forma que se consiga su restitución de forma económica pero con alto rendimiento.

La intervención, que tiene un plazo de ejecución previsto de tres meses y está cofinanciada al 80 por ciento por los fondos europeos Feder, vendrá a recuperar la seguridad en este tramo de carretera, donde los conductores se ven obligados a circular por debajo de la velocidad de la vía para evitar daños por los baches. La profundidad de las roderas en algunos tramos lleva incluso a los usuarios a sortear los obstáculos por el eje o el arcén, lo que supone un riesgo añadido para su seguridad.

La carretera A-495 cuenta con una longitud de 84,17 kilómetros y constituye el soporte de las comunicaciones de medio y largo recorrido entre Gibraleón (N-431) y Rosal de la Frontera (N-433), en la provincia de Huelva. Pasa por los núcleos urbanos de San Bartolomé de la Torre, Alosno, Tharsis, Cabezas Rubias y Santa Bárbara de Casa.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Cabezas Rubias