Cáritas atendió en 2018 a 14.091 personas, 3.980 menos que en 2017

La directora de Cáritas Diocesana de Huelva, Pilar Vizcaíno junto con la Responsable del Departamento de Comunicación y Relaciones Externas, Peña Monje, han presentado la Memoria General 2018, un documento que recoge la realidad del trabajo de la entidad y que supone una radiografía «muy real» de la situación de la Diócesis de Huelva contada desde el trabajo diario de los 75 equipos de Cáritas Parroquiales que existen en la provincia y desde los Servicios Diocesanos.

Cáritas Diocesana de Huelva ha atendido en 2018 a 14.091 personas, lo que supone una reducción de 3.980 personas con respecto a 2017. Este hecho se produce por un importante cambio de la
forma de trabajar de Cáritas Diocesana de Huelva, en el que el asistencialismo ha dado paso a un acompañamiento integral de la persona.

Este año, el grado de participación de las Cáritas Parroquiales en la elaboración de la Memoria de Cáritas 2018 ha llegado al 88% del total, lo que hace ver el esfuerzo que están llevando a cabo los centros parroquiales en un ejercicio de transparencia. Hay que reconocer el trabajo de estos equipos, que hacen un esfuerzo continuo para atender a las personas más necesitadas de Huelva.

Las personas atendidas son aquellas que acuden a Cáritas, «son los rostros que vemos y que, potencialmente, podrían formar parte de procesos de acompañamiento y participación». Por otro lado, indican desde Cáritas que «debemos cuantificar las personas beneficiadas de la labor de Cáritas Diocesana de Huelva, que son aquellas que sin acudir directamente a la entidad se ven beneficiadas por la acción que recibe algún miembro de la familia. Por último, tenemos en cuenta las atenciones realizadas, que suponen un aumento de las realizadas en 2017, que sumaron 108.166 en total. Esto se debe a que el trabajo con las personas atendidas se realiza de forma integral y a que la cronificación de la pobreza y de la exclusión para muchos colectivos les haga depender de entidades como Cáritas».

El perfil básico de la persona que se acerca a Cáritas Diocesana de Huelva y a los centros parroquiales para recibir atención es el de una mujer española, de edad media y con familia a su
cargo.

Para todo este trabajo, Cáritas Diocesana de Huelva cuenta con recursos para la Acción Sociocaritativa de la Diócesis, que suman un total de 3.032.627 euros.

Un gran porcentaje de estos recursos provienen de las aportaciones directas de la comunidad cristiana onubense a través de campañas, colectas y acciones puntuales promovidas por la Iglesia de Huelva.

Además, como actividad a destacar durante el año 2018, Cáritas Diocesana de Huelva ha llevado a cabo un proceso de reflexión ante la realidad que miles de personas están viviendo en los
asentamientos. «Un dolor y un grito con rostros de personas concretas que viven cotidianamente la vulneración de sus Derechos Humanos. Por ello, Cáritas ha llevado a cabo en este año un análisis integral de las necesidades de las personas afectadas y el derecho al acceso al agua potable se torna como la mayor y más urgente de las prioridades consensuadas».

Una labor importante la desarrollan los voluntarios que participan en Cáritas Diocesana de Huelva, ya sea en la atención en parroquias o en los distintos centros ubicados en las instalaciones de la calle Doctor Cantero Cuadrado, «sin los cuales sería imposible llevar esta labor·. En total, 800 voluntarios han participado en su acción en el año 2018. A ello hay que añadir que el 96% de las 830 personas que trabajan en Cáritas.