PUBLICIDAD

Directo Cine Iberoamericano 2019
Bádminton

Carolina Marín vuelve a casa para ultimar su vuelta y señala Tokio 2020 como “su motivación para intentar volver cuanto antes”

Carolina Marín quiere volver a las pistas en dos semanas. Desde que se lesionase el 27 de enero el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en la final del Master de Indonesia, la onubense no ha vuelto a disputar una competición oficial. Tal ha sido la gravedad de la lesión que le obligó a dar un paso atrás y a no defender su corona mundialista en el recién terminado Mundial de Basilea. Competición que ha seguido, afirmando que “he seguido casi todos los partidos, sobre todo desde cuartos. El nivel sigue siendo muy alto, como cuando yo lo dejé. Me sorprendió la final porque pensaba que iba a ser más igualada, como la de 2017 que justamente se enfrentaron las dos, pero parece ser que Nozomi Okuhara estaba físicamente cansada y no pudo aguantarlo. Sindhu ahora está muy fuerte y mentalmente este Mundial, y ganar un oro por fin, le ha reforzado bastante. Tengo muchas ganas de volver a competir contra todas ellas”.

Desde enero, su único objetivo ha sido volver a la competición en el máximo nivel posible. Para ello, ha elegido su casa, su ciudad, Huelva, y el Palacio de Deportes que lleva su nombre para afrontar la recta final de su recuperación. Unos últimos días en los que está con ganas aunque no sepa como estará su cuerpo cuando vuelva al ritmo de los torneos y partidos de máximo nivel.

En la presentación de los primeros pasos del Mundial de Bádminton de Huelva en 2021, Carolina Marín, en la sesión de entrenamiento, tuvo que retirarse por unas molestias. Después de que el fisioterapeuta le tratase y le aplicasen hielo en la rodilla, Carolina apagó todas las alarmas llamando a la tranquilidad. “Me encuentro muy bien. Ya desde la semana pasada he empezado a entrenar con total normalidad, como el resto de mis compañeros y todavía en algunos gestos tengo alguna molestia. Por eso he parado, para no arriesgar más y para que la rodilla no se me hinche pero, por lo general, me voy encontrando poco a poco más preparada y estoy con ganas de volver a la competición y muy contenta con las sensaciones que me voy encontrando en los entrenamientos”.

Afrontar en Huelva, su hogar, la parte final de su vuelta a las pistas es “una motivación y me da fuerza estar rodeada de mi familia y mis amigos y traer aquí a todo el equipo me hace estar mucho más cómoda y el ambiente me hace entrenar con más ganas y muy motivada”.

Sobre el Mundial, dijo que “si ya para mí fue un sueño ganar un Campeonato de Europa en Huelva está claro que un Mundial delante de toda mi gente va a ser aún más ilusionante. Creo que va a ser un evento impresionante, uno de los mejores y por ganas e ilusión de la gente de Huelva no va a quedar. Vamos a ir poco a poco con los objetivos que tengo antes y en ese año la mirada estará puesta ahí”.

Volviendo a su estado actual y futuro mas cercano, anunció que espera “volver a competir en dos semanas en el torneo máster 100 en Vietnam y luego seguir en Master 1000 de China y el 500 de Corea”. Se marca esa fecha para empezar a sumar puntos de cara a clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio ya que tiene que pasar el corte en mayo y luego tendría hasta julio para pelear por ser cabeza de serie. Y es que, como reconoció Marín, Tokio 2020 es su verdadero objetivo. “desde que me lesioné, los Juegos han sido mi motivación para intentar volver cuanto antes y al final el volver dentro de dos semanas es para empezar a conseguir puntos para el ránking mundial porque tras el Campeonato del Mundo y los puntos que he perdido, he bajado bastante y como tengo de plazo hasta mayo, que es el corte -para intentar entrar en Tokio-, intentaremos planificarlo lo mejor posible, conseguir el máximo número de puntos posibles para ser cabeza de serie en los Juegos Olímpicos”.

De cara a sí confía en volver a ser mejor que antes de lesionarse, la volantista onubense afirmó que será “diferente” a la anterior Carolina Marín. “No me gusta compararme porque hasta que no compita no puedo saber a qué nivel me encuentro. Las sensaciones son buenas y está claro que voy a ser una jugadora diferente a la que era antes de lesionarme porque la rodilla me ha hecho aprender muchas cosas, he tenido tiempo para dedicarme a mucha parte técnica que no podía mejorar por falta de tiempo con los torneos durante todo el año, pero esperemos ver a una jugadora diferente y mejor. Es lo que he buscado desde que me lesioné y por ganas y la planificación del equipo no va a quedar”.

Finalmente, no aclaró si esta temporada podría jugar la liga con Pitiús. “Sigo con ellos y ya veremos las posibilidades que tengo de jugar con el club porque ahora mismo para mí lo más importante es la competición internacional. Si puedo ayudar en algún momento, por mi parte no quedará atrás, pero mi objetivo sigue siendo los Juegos e intentar hacerlo lo mejor posible en los próximos torneos y poco a poco ir subiendo en el ránking”.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies