BeasProvinciaÚltima HoraZZ_Slider

Clarines Chico, devoción grande

El Simpecado de Clarines camina 2

En medio de una intermitente y tímida lluvia, el Simpecado de la Hermandad de Nuestra Señora de los Clarines inició esta mañana su camino hacia el recinto que lleva el nombre de la venerada imagen.

Los cohetes anunciaban la salida desde antes de las diez de la mañana y, como es tradicional, cientos de personas se agolparon a esa hora a las puertas de la Parroquia de San Bartolomé Apóstol para contemplar la salida.

A lo largo de este fin de semana la localidad beasina vivirá intensamente el Clarines Chico, que se celebra desde 1969 como acción de gracias porque el terremoto de dicho año no causó daño alguno a los habitantes del pueblo, pese a causar notables desperfectos en la Ermita.

Tras recorrer algunas de las calles del pueblo y llevar a cabo una ofrenda floral a los pies del monumento a la Virgen de los Clarines, la comitiva inició el conocido como Camino de los Huertos, entre prados verdes salpicados de viñas y olivares.

Pese al tiempo inestable fueron cientos los beasinos que peregrinaron a Clarines, lo que pone de manifiesto el “cariño” que la localidad profesa a la Virgen, según destacó el hermano mayor de la Hermandad, José Antonio Gómez.

Mañana domingo, a las 12 de la mañana, tendrá lugar la misa de acción de gracias, a la que acudirán diversas hermandades de pueblos vecinos para rendir homenaje a la Virgen de Clarines.

Igualmente, y durante la celebración, se impondrá la medalla de la Hermandad a los quintos y quintas, que son los jóvenes que cumplen 18 años.

Se trata de una tradición que se remonta a la época en que los chicos hacían el servicio militar, y se reunían para despedirse del pueblo cantando por las calles con el tradicional palillo, adornado con cientos de lazos y bolas rojos y amarillos, lazos que regalaban a las chicas como recuerdo antes de marcharse.

Aunque la ‘mili’ fue eliminada, la tradición se conserva, y se ha ampliado también a las chicas que cumplen la mayoría de edad.
Este año, como novedad, la Virgen será bajada de su camarín, y puesta en Besamanos para todos los beasinos.

La jornada del domingo concluirá con reuniones en las casas de Clarines donde la gente comparte y disfruta de una gran jornada de convivencia.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Beas