Sucesos

Crimen Almonte: Las huellas y la sangre encontradas en la casa apunta a un solo autor

Las huellas y manchas de sangre encontradas en la vivienda en la que se perpetró el crimen de Almonte, en el que murieron un padre y su hija de ocho años el 27 de abril de 2013, denotan, según uno de los agentes de la Guardia Civil que realizó el informe sobre las manchas de sangre, que el autor de los hechos fue sólo una persona y que hubo «un ataque reiterativo» hacia las víctimas.

En este sentido, durante su declaración este miércoles, el agente ha remarcado que que existían, principalmente en el pasillo, el dormitorio principal, el de la menor y los dos baños, tanto por proyección como por transferencia, roce o gravitación.

Con relación a las huellas ha señalado que por estas estancias se reiteran dos tipos compatibles, una de ellas con la pisada de una zapatilla deportiva y la otra con la del calzado de una menor y sitúan al autor de los hechos y a la niña tanto en la cocina como en ambos dormitorios, en el pasillo y en ambos baños, si bien no ha podido determinar si hubo persecución.

Con respecto a la habitación de la niña, el estudio determina, por la dirección de las pisadas, que los dos accedieron a la misma, pero sólo salió el autor.

En esta estancia aparece un gran mancha de sangre por transferencia junto al armario, donde aparece el cuerpo de la menor, y otra en la cama donde «debería haber estado depositado con anterioridad y en la que estuvo bastante tiempo sangrando».

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies