Provincia

Díaz apuesta por dar «las mismas oportunidades» a todos los pueblos para hacer frente a la despoblación

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz ha señalado este miércoles en una visita a Puebla de Guzmán que desde la institución andaluza «trabajamos para fijar la población al territorio, dando oportunidades de futuro a la gente. Por eso apostamos por la incorporación de jóvenes al sector agroalimentario, con ayudas como las del regadío».

En este sentido, Susana Díaz, se ha referido a la igualdad de oportunidades como factor clave para «hacer frente al fantasma de la despoblación» en la región y garantizar el futuro de sus municipios.

La presidenta de la Junta ha indicado que «todos los pueblos de todos los rincones de Andalucía tienen que tener las mismas oportunidades tengan el tamaño que tengan, al margen del número de personas que vivan en él».

En este sentido, ha apuntado que para fijar la población al territorio «la gente ha de tener una oportunidad de trabajar, de negocio; de poder llevar a sus hijos al colegio y al instituto y que la educación sea de calidad; que si enferman tengan una atención sanitaria correcta y que, al mismo tiempo, se atienda a sus mayores cuando necesiten de esa ley de Dependencia que ha dado dignidad a las personas y mucho respiro familiar».

La presidenta ha asegurado que ese es su compromiso, el generar igualdad de oportunidades, algo para lo que se están impulsando sectores productivos como la minería, el energético, la agricultura o la ganadería, entre otros, al objeto de que «la riqueza que tenemos aquí se traduzca en bienestar».

También es consciente de que para que ello se produzca es necesario apoyar a «autónomos, emprendedores y empresarios» porque son «los que generan empleo»; «tenemos que acompañarlos para que sea posible que se creen puestos de trabajo y de calidad».

Pero en este punto, ha comentado, también hay un factor social, «las dificultades de determinados sectores de la población para acceder por sí mismos a un empleo», punto en el que también está trabajando la Junta de Andalucía.

De esta forma, ha recordado que en los últimos tres años «de manera paliativa» se han puesto en marcha planes de empleo para jóvenes, y ahora «mi preocupación grande son quienes han salido peor parados de la crisis, los mayores de 45 y 55 años, que si no los enganchamos al mercado laboral pueden tener la sensación de que nunca más van a volver a trabajar».

Por ello, ha indicado, «nuestra tarea también es ayudarlos a que sean capaz de engancharse y por eso, en este 2018, los planes e empleo van a ir a estas personas, para que tengan horizonte de esperanza y oportunidad, ya que mientras que no salgamos todos de la crisis las heridas seguirán abiertas y sin cicatrizar».

Por otra parte, en su intervención, también se ha referido al sector agroalimentario andaluz: «Llevamos dos años consecutivos -y este trimestre ha sido el mejor que hemos tenido- donde nuestras exportaciones son un récord, donde mientras España compra más que vende, Andalucía ya está vendiendo más que compra».

Y ello, ha señalado «es un cambio del modelo productivo y una ventana de oportunidad que vamos a aprovechar para generar riqueza y empleo».

En este punto ha destacado la apuesta por los regadíos para «llegar al máximo de todas nuestras posibilidades productivas», en una zona, la comarca del Andévalo -a la que pertenece Puebla de Guzmán- en la que la Junta prevé aprobar la concesión de aguas para la puesta en cultivo de más de 5.000 nuevas hectáreas y «las resoluciones van a ser inminentes», ha dicho.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies