El alcalde de Lucena traslada al Defensor del Pueblo la situación del municipio tras el cierre de pozos

El alcalde de Lucena del Puerto, el independiente Manuel Mora, trasladó en los últimos días al Defensor del Pueblo en Madrid la problemática que padece la localidad tras el cierre de pozos y el envío de sanciones por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

En el blog oficial de Independientes por Lucena, se explica así:

«A la una de la tarde, la Delegación del Ayuntamiento de Lucena del Puerto ha sido recibida en Madrid por el Director del Gabinete Técnico del Defensor del Pueblo, Don Francisco Virseda, quién ha escuchado atentamente nuestras reclamaciones y se ha mostrado cercano y comprensivo con los problemas acarreados en nuestra localidad por el cierre de pozos y las denuncias de la zona regable. Durante más de una hora, nuestro Alcalde, y los concejales Loli Almirón (Concejal Delegada de Agricultura y Medio Ambiente y Primer Teniente de Alcalde) y Don Alfonso Domínguez (Segundo teniente de Alcalde) han expuesto toda la problemática económica y social suscitada para nuestra agricultura, el abandono de la zona por las empresas del sector y la imposibilidad técnica, económica y administrativa de hacer frente a los expedientes y las sanciones para un municipio del rango tamaño del nuestro.

El señor Virseda, y los técnicos de su gabinete, han escuchado atentamente nuestra explicaciones y han recibido el aporte de documentación complementaria a la petición de amparo, mostrando un vivo interés en la resolución del problema, y comprometiéndose a un estudio pormenorizado del caso en aras a la búsqueda de una solución menos lesiva y perjudicial para nuestros intereses. Expresamente ha abogado por una mayor implicación por parte de otras administraciones presentes en el territorio, y con responsabilidades en este ámbito, por la intermediación de los agentes sociales y políticos de la zona, y por la urgente necesidad de ayuda técnica a este municipio, que obviamente no puede asumir la carga administrativa y económica que se le impone desde la Confederación.

En el transcurso de la conversación, muy amena y cordial, se ha sorprendido por la ausencia de otros alcaldes de la comarca, ha mostrado interés por los problemas de los agricultores y del regadío, y ha preguntado por las características socio-económicas de nuestro municipio. Antes de marcharnos nos ha animado a continuar en esta lucha y a no cejar en nuestro empeño de defender a nuestro Ayuntamiento y nuestra agricultura. Tras el intercambio de teléfonos y tarjetas, y nuestra disposición a documentar cualquier duda que pudiera surgir, nos hemos emplazado en la búsqueda de soluciones viables en fechas próximas».