PUBLICIDAD

Directo Feria de Gibraleon
Ciclismo

El ciclismo onubense rinde homenaje a los ciclistas fallecidos en carretera

La Plaza de la Constitución de Huelva acogió en la mañana de ayer un emotivo homenaje a los ciclistas fallecidos en carretera; especialmente a Francisco Javier Cabeza, el último en sumarse a una lista que, trágicamente, no para de crecer.

Alrededor de doscientas personas, en su mayor parte aficionados al ciclismo, guardaron un respetuoso minuto de silencio toda vez que se leyó un manifiesto que reproducimos a continuación. El acto se repitió en otras capitales de provincia andaluzas, como Granada, Jaén, Málaga o Sevilla.

Buenos días. Ante todo queremos dar las gracias a todos los asistentes a esta convocatoria, ciclistas y ciudadanía en general, ya que levantarse un domingo y restarle tiempo a la familia para venir aquí tiene doble mérito. 

El motivo de esta concentración, como otras en el resto de España, es decir “basta ya”. Esta contínua sangría en la carretera por la imprudencia de algunos no tiene sentido.

Ya son demasiados los accidentes causados por automovilistas con resultado de lesiones graves, como le ocurrió a tantos compañeros y amigos que nos dejaron. Por citar algunos: Gerardo Rojas, José Luis Márquez, Cristóbal Colchero… El domingo pasado, otro ciclista, Francisco Javier Cabeza perdió la vida en Sevilla. El presunto causante fue un conductor que dio positivo en alcohol y drogas, según diferentes fuentes informativas. Así podría estar leyendo casos durante varias horas. Según estudios de aseguradoras, España ocupa el primer puesto en Europa por ciclistas muertos en carretera. Como para estar orgullosos.

Pedimos ante todo respeto al ciclista; no somos insectos ni máquinas. Tenemos el mismo derecho a circular por la vía pública. Encima de la bicicleta va una persona con familia que espera nuestro regreso. Cansado, sí, pero sano y salvo. Muchos automovilistas, por desgracia, no son conscientes de la fragilidad de quienes montamos en bicicleta.

Por todo esto hacemos un llamamiento a la sociedad, para que los automovilistas tornen consciencia de lo peligroso que resulta:

1-El no respetar la distancia de seguridad al adelantar a un ciclista.

2-La conducción bajo los efectos del alcohol y de las sustancias estupefacientes.

3-El irrumpir en una rotonda cuando un grupo de ciclistas está girando en ésta.

4-Lo ‘barato’ que sale matar a un ciclista.

Sería de suma utilidad en términos humanos que la D. G. T. realizara una campaña intensiva y extensiva para advertir del riesgo que suponen las conductas irresponsables al volante. Conducir vehículo a motor no es un videojuego. Las irresponsabilidades pueden tener consecuencias graves para los ciclistas. Hablamos de muertes reales y lesiones importantes, no de vidas virtuales en la pantallita.

Mientras surte efecto esa campaña de educación, así como para quienes rechazan las más elementales normas, le exigimos con carácter de urgencia al Congreso de los Diputados un endurecimiento severo del Código Penal. Quien resulte culpable por una muerte dolorosa al volante que sea revisable. Nada de libertad con cargos tras el accidente. Escrito negro sobre blanco en el Boletín Oficial del Estado,  para que los jueces no tengan las más mínimas dudas a la hora de interpretar la normativa vigente.

Al Ministerio de Educación le pedimos que la Seguridad Vial sea una asignatura curricular en la educación, tan importante como las demás.

Exhortamos a los responsables del Área de Circulación y Urbanismo de todos los Ayuntamientos para que los carriles bicis sean diseñados con lógica y consensuados con los usuarios asiduos de la bicicleta para evitar despropósitos como algunos tramos de carriles de esta ciudad, que discurren por aceras pintadas llenas de obstáculos y en continuo zigzag.

Por favor, un metro y medio salva vidas. Un minuto de espera tras un ciclista es la delgada línea entre la vida y la muerte en muchos casos.

Todos los ciclistas de ámbito nacional nos sentimos indefensos e indignados por lo que sucede. Tomen nota los políticos de uno u otro signo, por favor, porque no nos vamos a callar. ¡Basta ya! ¡Gracias a todos por venir!”

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies