Aracena

El cuartel de Aracena, nuevo ‘centinela antinuclear’ y de vigilancia radiológica del CSN en Huelva

Un convenio entre la Guardia Civil y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) permite ampliar y modernizar la red de estaciones automáticas en los puestos y cuarteles

 

La casualidad ha querido que después de conocerse el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que constata que las Marismas de Mendaña y el estuario del Tinto –entorno de las balsas de fosfoyesos– tienen radiactividad y están catalogadas como “suelo contaminado”, se haya hecho público en el BOE el convenio entre la Dirección General de la Guardia Civil (Ministerio del Interior) por el que se anuncia la modernización de la red de estaciones automáticas de vigilancia radiológica ambiental, y la instalación de una de las estaciones en la casa-cuartel de la Guardia Civil de Aracena.

Como consta en el anuncio del acuerdo, publicado este lunes en el Boletín oficial del Estado, el CSN está “en proceso de acometer” dicha modernización teniendo en cuenta los avances tecnológicos disponibles en la actualidad, tanto desde el punto de vista del equipamiento radiométrico como de las conexiones y comunicaciones automáticas con su Sala de Emergencias (Salem).

La modernización, detalla el anuncio, también señala que se tendrán en cuenta las lecciones aprendidas del accidente de Fukushima (Japón) o Chernóbil, y será una “red de emergencias para investigar de manera continua los niveles de radiactividad en la atmósfera en todo el territorio nacional”.

En este punto, y en aras de tener estaciones desplegadas por todo el país, el Ministerio del Interior considera que las instalaciones y acuartelamientos del Instituto Armado son “idóneos” para ubicar las estaciones automáticas de vigilancia radiológica.

El convenio hecho público no hace sino establecer la sinergia y la coordinación necesarias para que ambas instituciones, la Benemérita y el Consejo de Seguridad Nuclear, lleven a cabo la instalación, puesta en marcha y mantenimiento.

La red del CSN se compone de más de 150 estaciones automáticas que utilizarán las dependencias de la Benemérita, y que vendrán a complementar la infraestructura de vigilancia y control existente.

La red actual de estaciones automáticas de vigilancia (REA) funciona desde 1992 y miden la calidad radiológica del aire en situaciones normales y de emergencia. En el caso de superarse los umbrales, se activarán automáticamente una serie de alarmas que alertarán a los técnicos y responsables de la red para que puedan evaluar la gravedad de las consecuencias radiológicas del hipotético accidente.

Esta modernización se produce al mismo tiempo en un contexto muy singular, después de que el propio CSN haya admitido la existencia de dos zonas en Huelva contaminadas por radiación, como son los 1.600 metros cuadrados con cesio -137 en las marismas de Mendaña, y las 1.200 hectáreas con radio -226 en el estuario del Tinto. En otras palabras, Huelva cuenta con dos de las seis zonas con suelo contaminado por radiación declaradas en España.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies