Recreativo de Huelva

El Nuevo Colombino, posible escenario de una revolución ofensiva

El Recreativo se juega este domingo seguir optando a ser equipo de Segunda División la próxima temporada. Un encuentro que afronta como una final y en la que el Decano tendrá que remontar el 1-0 cosechado en la ida si no quiere que la llama del ascenso termine por apagarse.

Para ello, tendrá que mejorar mucho en los últimos metros. El Recre está pecando de falta de eficacia en los últimos metros que, unido a los errores atrás, están pasando factura a los de Salmerón. Un tanto en tres partidos, en 270 minutos, es un pobre bagaje de un equipo al que durante esta temporada le ha costado hacer goles pero conseguía materializarlos y sostenerse en su fortaleza defensiva. Pero en la promoción de ascenso tanto la efectividad arriba como la solidez en la retaguardia han bajado enteros. Sin embargo, la carencia ofensiva esta siendo llamativa en un Decano que en este encuentro tendrá que ir más arriba, sin descuidar la retaguardia, y está obligado a presionar, asfixiar al conjunto burgalés y arriesgar en ataque para lograr la remontada.

Caye Quintana, ante Biel Ribas./ ALBERTO DIAZ

Esta temporada en ataque, la principal referencia ofensiva del Decano ha sido Caye Quintana. El delantero isleño de 25 años, criado en las categorías inferiores del Recre y que esta temporada ha vuelto tras un periplo por Mallorca, Valladolid o Jumilla, ha encontrado su punto de madurez futbolística y ha completado una campaña sensacional que lo ha puesto el la brújula de equipos de Segunda División. 16 goles en 38 partidos de liga regular es una carta de presentación importante a la que se le suma un gol en los playoffs de ascenso ante el Fuenlabrada en la vuelta de la eliminatoria de campeones en el Nuevo Colombino. Pero Caye no aporta solo goles sino también presiona, trabaja, roba, intimida a las defensas rivales y se ofrece continuamente a sus compañeros.

Aún así, en el choque de ida, se vio a un Caye muy solo arriba, desesperado porque no llegaban balones óptimos. Esa soledad, agravada por la falta de profundidad en los últimos metros, hace que las zagas rivales tengan una tarea fácil a la hora de fijarle, obstaculizarle y limitarle tanto la libertad de movimiento como de acción. Por eso el isleño, en cuyas botas estará gran parte de la remontada, necesita socios en una plantilla corta pero que presenta alternativas y variantes tácticas que dan al Recre de hacer un once competitivo, ofensivo y realizar múltiples cambios para dotar de munición a la artillera recreativista.

QUILES Y BARROSO, ESCUDEROS ONUBENSES PARA EL ARIETE ISLEÑO

Por ello, Salmerón podría optar por meter más jugadores en el medio campo de un marcado perfil ofensivo. Hay dos nombres que salen a la palestra por la falta de gol y son los de Alberto Quiles y Victor Barroso. La entrada del primero en el choque ante el Mirandés de ida de semifinales zarandeó el ataque albiazul, que se mostró más eléctrico, elástico y vertical. El onubense es un jugador muy volátil por las diferentes zonas de ataque y te ofrece prestaciones tanto por fuera como jugando por dentro entre líneas.

Otro que podría tener sus oportunidades es Victor Barroso. El extremo onubense, tercer máximo artillero de la plantilla con cuatro goles y que comenzó muy bien la temporada pero que ha visto cómo ha ido diluyendo su presencia, fue de los mejores en la vuelta ante el Fuenlabrada. Su entrada oxigenó el ataque albiazul, al que dotó de desequilibrio, precisión en el último pase y al que aportó su calidad de golpeo a balón parado. Pocos minutos que demostraron la calidad que tiene el onubense y que ante el Mirandés podría ser crucial para resquebrajar la defensa mirandesa y llevar al Recre al camino de la remontada.

Carlos Fernández./ ALBERTO DIAZ

CARLOS FERNÁNDEZ, UN JUGADOR CON CARACTERÍSTICAS ESPECIALES

Jose María Salmerón siempre ha dicho, cuando se le preguntaba por Carlos Fernández, que el de Úbeda es «un jugador que da unas características, unas circunstancias concretas al equipo». Una afirmación muy cierta atendiendo a las condiciones del delantero jiennense. Con 1,90 metros de altura, el delantero albiazul da poderío aéreo al Recreativo. Además, su corpulencia permite fijar las defensas rivales y desplazarlas, lo que puede originar huecos para que jugadores como Caye Quintana. Incluso prolongar balonces aéreos a los que no llega Caye pero que con la ayuda de Carlos Fernández podría rentabilizar.

El encuentro de mañana es un todo por el todo, un ser o no ser y Salmerón tendrá que poner toda la parrilla en el asador. Un menú en el que el Caye es el principal plato pero en el que necesita complementos para completar la gran función llamada remontada.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies