El Recreativo de Huelva y Chuli negocian «con voluntad de entendimiento por ambas partes»

El regreso de Chuli podría ser muy cercano. Ser Deportivos Huelva dio en el día de ayer su fichaje por «prácticamente hecho» y, en el día de hoy, HuelvaHOY ha podido averiguar que «hay negociaciones y voluntad de entendimiento por ambas partes». Así, Chuli, objetivo de deseo del recreativismo y «la guinda del pastel», tal como definió Monteagudo al delantero onubense de 28 años, estaría cerca de volver al Decano seis años después.

El jugador, que tiene ofertas del extranjero y clubes punteros de Segunda B, elegiría al Decano, «su opción numero uno en Segunda B» como afirmó Emilio de la Riva a Ser Deportivos el pasado miércoles. Chuli cogería así la ficha de Ivan González y aportaría ese perfil veloz y desequilibrante al ataque albiazul junto a Rubén Cruz y Carlos Fernández.

DAR «UN PASO ATRÁS» PARA COGER NUEVAMENTE IMPULSO

Chuli, formado en la cantera del Recre, daría ese plus y esa polivalencia al ataque del Recreativo. Además de ser un jugador contrastado, Chuli aportaría velocidad, desequilibrio y verticalidad. Cualidades que le permitirá atacar las espaldas de los defensas contrarias y los espacios, con habilidad y regate, que puedan dejar los rivales. Su polivalencia le permite a Chuli jugar tanto de delantero como de mediapunta y por las bandas. Un ariete de un corte distinto, de un perfil diferente que aumentaría, notablemente, la pólvora del ataque albiazul.

http://www.teleonuba.es/teleonuba/2019/08/27/11-vtr-recre-fichajes.mp4

La idea de Chuli, como la de muchos futbolistas que le han precedido, podría ser la de convertirse en faro y estandarte de un equipo de la categoría de bronce para, tras una buena campaña, volver a abrirse hueco en Segunda División si no lo hace con el propio Recreativo en caso de ascenso, lo que aumentaría exponencialmente que siguiera en Huelva. Planteamiento que podría aplicar perfectamente en el Decano, un club con aspiraciones en la categoría y en donde podría dar su mejor versión como hizo en la temporada 2012/2013, en la que hizo 15 goles con el club onubense en Segunda División.

Unos guarismos que le valieron su fichaje en el Betis, donde permaneció una temporada y media antes de marcharse cedido al Leganes. Luego, tras desvincularse del club sevillano, pasó por Almería, Getafe, Lugo y Extremadura. En este último jugó el pasado curso 22 partidos, haciendo un solo tanto.

Chuli, que se ejercita en solitario en Almería, de donde es su mujer, espera impaciente que se resuelva un futuro. Un futuro que podría estar en el Recreativo lo que significaría, seis años después, su vuelta al «club de sus amores».