DeportesFútbol

El San Roque tiene prohibido fallar

Siendo decimoquinto con 41 puntos, a uno del precipicio del descenso, no se puede perder. Esta prohibido fallar. Esa es la situación de un San Roque de Lepe que, tras estar toda la temporada mirando más hacia abajo que hacia arriba en medio de una irregularidad crónica, se ha complicado enormemente la vida después de haber dejado escapar dos puntos en el último suspiro ante la UD Los Barrios después de haber remontado un 0-2 y tras perder en la última jornada ante un rival directo, el Écija.

Además de la derrota en tierras ecijanas, lo preocupante fue las sensaciones que dejó el conjunto de Cheli. Un Cheli que, al principio, dio un aire de renovación y frescura al equipo que se trasladó con la goleada ante el Xerez (4-1) en su debut en el banquillo aurinegro pero que ya no sabe que es ganar tras encadenar un empate (Los Barrios) y dos derrotas (Cadiz B y Écija)

El propio mister ya se encargó de dejar claro, tras el encuentro ante el conjunto astigitano, que «o espabilas o te metes al hoyo». Claro y conciso. Mismo mensaje, el de evitar el abismo, que ha repetido Higor Rocha que afirmaba en HuelvaHoy que «si seguimos jugando como jugamos contra el Écija, nos vamos al hoyo». Un hoyo que tiene el nombre de División de Honor Andaluza y del que se quiere alejar con un triunfo este sábado.

Además, tres puntos ante un rival directo que tampoco está salvado aunque respira un poco más. El Gerena es decimosegundo con 46 puntos, a seis del descenso. Un margen que le permite estar aliviado pero no tranquilo. Y es que el conjunto de Juan Antonio Márquez ‘Cachola’ ha dado un paso adelante en la segunda vuelta de la competición en competitividad, juego e intensidad que se ha traducido en mejores resultados. Tras acabar la primera parte del campeonato con 24 puntos en 21 jornadas, a uno del descenso, en la segunda mitad ha sumado 22 en 16 jornadas, habiendo perdido solo cuatro partidos por los once de la primera vuelta. Un conjunto que además lleva cuatro jornadas sin perder y viene de ganar al líder Utrera (1-0) y que tratará de dejar ante un rival directo en urgencias la permanencia casi atada.

Un rival, el Gerena, que empezó siendo para el San Roque una bestia negra pero que ahora es un rival factible. Leperos y gerenenses han jugado siete partidos con un balance de cuatro victorias sevillanas, un empate y dos onubenses. Dos victorias, la de los aurinegros, en los dos últimos encuentros entre ambos y que han sido fuera de un Ciudad de Lepe que acoge mañana la primera final de cinco de un San Roque que esta obligado a no fallar si quiere seguir un año más en Tercera División.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Deportes