Andalucía/EspañaZZ_Slider

España y Portugal crearán la figura del trabajador transfronterizo y apuestan por el puente de Sanlúcar

Los gobiernos de España y Portugal han acordado este sábado en el marco de la 31 cumbre hispano-portuguesa una estrategia común de desarrollo fronterizo para los próximos años.

Con esta Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo (ECDT) se trata de «facilitar la vida de las personas que viven en la frontera», como ha señalado el primer ministro portugués, António Costa.

Entre las medidas previstas se encuentra también la creación de la figura del trabajador transfronterizo para facilitar la circulación de estos ciudadanos sin limitaciones como las que se vieron cuando se impusieron las fronteras al inicio de la pandemia del covid-19.

La puesta en marcha de una tarjeta sanitaria que permite ser atendido en ambos lados de la frontera o la cooperación entre los servicios públicos de ambos países, como en el caso del 112, son otras de las ventajas de dicho acuerdo.

Pero además, se ha presentado el Plan de Recuperación y Resiliencia, en el que cada país debe incorporar las prioridades de esta estrategia y para después, de forma conjunta, buscar financiación en Bruselas.

Completar la red de conexiones viarias entre los dos países es uno de los propósitos de la estrategia conjunta, que contempla la construcción del nuevo puente entre Sanlúcar del Guadiana y Alcoutim.

Dicha estrategia es una herramienta en la que llevan trabajando desde la anterior cumbre de 2018 y que permitirá, según el presidente español, Pedro Sánchez, «poner fin al efecto frontera» y los «costes» que esto conlleva para los ciudadanos de ambos territorios.

De este modo lo ha destacado Sánchez en la presentación que ha realizado junto al primero ministro portugués, Antonio Costa, y que ha servido de cierre de una jornada que se ha celebrado precisamente en una localidad situada a pocos kilómetros de la frontera con España, y en la que han participado una veintena de ministros de ambos gobiernos.

«La estrategia va mucho más allá del simbolismo ya que se da cumplimiento a los acuerdos adoptados en la cumbre de 2018″, ha enfatizado Sánchez, tras destacar que ambas administraciones están «completamente comprometidas» con esta estrategia, que pretende, entre otras cosas, luchar contra la despoblación de la zona que se extiende a lo largo de la llamada «raya hispanolusa».

Según se detalla en la declaración firmada por ambos gobiernos, esta estrategia será «una herramienta flexible y abierta, fundamental para la transformación de las regiones transfronterizas en una plataforma de desarrollo conjunto con centralidad en el mercado ibérico».

Los Gobiernos de España y Portugal también pretenden con esta estrategia «avanzar decididamente» en la transformación digital. En particular, los Gobiernos de España y Portugal se comprometen a completar conjuntamente el desarrollo de 5G en los corredores de transporte entre ambos países identificados como prioritarios por la Unión Europea, en cuyo desarrollo ya colaboran.

De igual modo, avanzarán en la constitución de una alianza en el ámbito de las infraestructuras digitales transfronterizas de datos, incluyendo centros de proceso de datos y cables submarinos, fortaleciendo la posición de la Península Ibérica como hub de interconexión digital del sur de Europa.

«Tenemos que reforzar que la península ibérica se convierta en un gran hub de interconexión de datos. Es una de las conclusiones de la cumbre, hablamos de pasarelas de 5g que podemos construir en la península ibérica», ha afirmado Sánchez durante la rueda de prensa que han ofrecido juntos previamente, en la plaza de la Catedral. «Ese es el futuro para las grandes corporaciones y para las pequeñas compañías a ambos lados de la raya», ha apostillado.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Andalucía/España