La entrevistaZZ_Slider

Esperanza Gómez: «Un pacto PP/PSOE sobre los Presupuestos demostraría que Espadas y Moreno se parecen bastante»

La coordinadora de Más País Andalucía lamenta que con la incidencia de la covid a la baja no se esté haciendo «nada» para «darle aire al servicio público de salud» autonómico. Defiende que la ley de vivienda del Gobierno central «se queda corta» y que se puede hacer más contra la subida de la luz, pero «requiere enfrentarse a los poderosos»

N. Acedo

A Esperanza Gómez (Sevilla, 1974)  le acompaña un gesto, una sonrisa maciza, que en tiempos grises a buen seguro abre charcos de luz. Es profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla y coordinadora general Más País Andalucía. Aspira, según ha confirmado a este diario, a ser la candidata de esa formación a la Presidencia de la Junta en 2022, aunque ya sabe que la política no siempre es de bajo voltaje. Fue diputada de Podemos en el Parlamento regional y senadora de Adelante Andalucía.

-¿Tiene ya Más País estructura propia en Huelva?

-Sí, tenemos un grupo en la provincia y próximamente los militantes que están censados elegirán a un representante que se va a incorporar a la dirección andaluza. Estamos preparando una asamblea de Más País Andalucía que se celebrará el próximo día 30 en Sevilla y que tiene como objetivo proponer las bases del que será nuestro programa electoral y además se va a elegir a la persona candidata a la Presidencia de la Junta.

-¿A usted?

-Me voy a presentar, obviamente, pero la idea es que lo ratifique la militancia.

Próximamente los militantes que están censados en Huelva elegirán a un representante que se va a incorporar a la dirección andaluza»

-¿Qué le parece la posibilidad de que la ministra Yolanda Díaz capitanee lo que se ha llamado un frente amplio para concurrir a las elecciones? ¿Más País se sumaría?

-En principio estamos sumidos en un proceso propio, que es federal y tiene presencia ya en muchos territorios, cada vez más. Estamos centrados en ello. Ahora mismo lo importante es nuestro propio desarrollo, el de formaciones que son autónomas, pero están bajo el paraguas de Más País.

-Pero tendrán idea de cuáles serán sus aliados futuros…

-Equo es un aliado natural para nuestro proyecto que es verde y progresista, pero no estamos pensando más allá todavía. Estamos trabajando a la interna, en consolidarnos nosotros, ya veremos. Falta mucho para las elecciones generales y parece que este Gobierno va a aguantar, no estamos en eso.

-¿Qué opina de un hipotético pacto PP/PSOE sobre los Presupuestos andaluces para 2022?

-Lo primero que demostraría es que Espadas -Juan, líder del PSOE-A- y Moreno -Juanma, presidente andaluz- no se diferencian tanto, se parecen bastante y, además, que el PSOE no tiene un proyecto alternativo para Andalucía porque detrás de esos Presupuestos hay recortes en líneas de educación pública, o en personal necesario para los niños y niñas que tienen necesidades educativas especiales. Vemos todos los días que faltan profesores de pedagogía terapéutica, monitores… y, sin embargo, se habla de apoyar los Presupuestos como si éstos no fueran los que materializan todos esos recortes. No se ha vuelto a la Atención Primaria, hay muchas listas de espera, se están externalizando servicios públicos y ante eso, a Espadas no se le ocurre otra cosa que apoyarlos. Creo que está pensando más en el titular y en hacerse un poco más reconocible como candidato del PSOE-A, que en el bien de Andalucía. O eso, o es que siguen sin tener proyecto y sin haberse recuperado después de la derrota de hace ya unos años.

-Hay quien afirma que su postura les deja margen a la izquierda a formaciones como la suya y esto les podría beneficiar de cara a los comicios…

-En el fondo continuarían la tradición de aquel PSOE de Susana Díaz que no sólo pactó con Cs, sino que estaba comodísimo rebajando el impuesto de sucesiones y todo eso. Me provoca cierta tristeza que el que debería ser el principal partido de la oposición no esté siendo capaz de generar un proyecto alternativo ni de hacer su función y creo que eso nos viene en general mal a todos los que pensamos que Andalucía debería tener unos servicios públicos más fuertes, una educación más inclusiva y que tenga aspiraciones a no seguir en el furgón de cola en todas las listas de indicadores como el paro, la precariedad o la brecha salarial.

Que el que debería ser el principal partido de la oposición -el PSOE- no esté siendo capaz de hacer su función nos viene mal a todos los que pensamos que Andalucía debería tener unos servicios públicos más fuertes»

-Íñigo Errejón, el líder estatal de su partido, puso el foco en la salud mental y ahora el Gobierno ha anunciado algunas medidas, ¿cuál cree que es el estado de la sanidad en general en Andalucía y de ese ámbito en particular?

-La sanidad llevaba muchos años sufriendo recortes que se estaban notando, pero es que, con la pandemia, asistimos a que no sólo no se han aumentado los recursos, sino que se han desviado para la lucha contra la covid. Era necesario, pero la sensación que tenemos es que la incidencia del coronavirus baja y no se está haciendo nada para darle aire al servicio público de salud y la prueba es lo difícil que es conseguir una cita en Andalucía. Eso de que la presencialidad ya está en todos los centros de Atención Primaria no es verdad. Y con respecto a la salud mental, Andalucía tiene gravísimos déficits. Me he podido reunir con asociaciones de familiares de personas con problemas de salud mental y te cuentan que no existen centros ni comunidades terapéuticas para poderlos tratar adecuadamente. Falta un proceso que los acompañe, se espera a que haya una situación límite, a que la familia no pueda más, y entonces se les interna durante un tiempo y luego salen sin apoyos. Eso es algo que tenemos que cambiar y que requiere una inversión y un plan a medio plazo, no se hace en dos días. No se está prestando ninguna atención y la pandemia ha agudizado muchos problemas.

-Se ha levantado polvareda por la ley de vivienda impulsada por el Ejecutivo central, ¿está a favor de que se intervengan los precios en el mercado?

-La ley nos parece un buen punto de partida para empezar, sin embargo, creemos que se queda corta en muchos aspectos y no entendemos por qué se dan un año y medio para establecer una regulación a la que ya llegamos tarde ni tampoco por qué se consideran grandes tenedores sólo a los que tienen más de 10 propiedades. ¿A una empresa con ocho viviendas no la vas a obligar a ajustar un poco el precio para que la gente pueda acceder a una vivienda digna? En resumen, celebramos que vaya a haber ley de vivienda y se haya abierto el debate sobre esto, pero, de entrada y con lo poco que conocemos, nos parece que se queda muy corta porque llega  tarde, nace con un montón de autolimitaciones y hay algunos elementos que… Eso de dar una ayuda a los inquilinos, por ejemplo, nos preocupa que al final sea un regalo a los propietarios, que acaben subiendo el alquiler. Ya pasó en Andalucía y en un momento en el que el mercado no estaba tan mal. Y hay que hacer algo más que dejar a las comunidades a su libre arbitrio, habría que incentivarlas de alguna manera para que no haya dejación de funciones.

-¿No se puede hacer nada más contra las subidas en las facturas de la luz?

-Creo que sí hay margen. Existen algunos elementos que escapan al control de los gobiernos, eso es indudable, pero se pueden hacer más cosas. En este caso el Gobierno actúa como un Gobierno ultraliberal y dice ‘es que son problemas del mercado y no podemos actuar’. ¿Por qué tenemos una de las facturas más caras de toda Europa, qué pasa en otros países para que no sea así? Se puede hacer, pero requiere, para empezar, enfrentarse a los poderosos y a lo mejor al Gobierno no le apetece. También decisión, que no te tiemble el pulso, y no sólo hacer algo ahora. Todos los planes que tienen que ver con abaratar la factura de la energía y hacer la transición a la energía verde, que es más barata, requiere un plan ambicioso que mire a medio y largo plazo. A lo mejor no te da votos inmediatamente, pero hay que hacerlo.

-¿Apoya entonces la revolución verde que abandera el Ejecutivo de Moreno?

-El Gobierno de Juanma Moreno no tiene ninguna sensibilidad medioambiental y no está nada comprometido con la transición ecológica, eso no es un secreto, todo lo contrario, porque su modelo es volver al ladrillazo y al turismo de bajo valor añadido, el que se basa en vamos a enladrillar toda la costa, poner bares con las cañas baratas y que vengan muchos extranjeros. Es un modelo que no nos conviene porque en el corto plazo te baja las cifras de paro, pero me gustaría pensar que los jóvenes andaluces aspiran a un futuro mejor, que no dependa de la temporada turística para estar 10 horas sirviendo cañas en un bar por 600 euros. Pero eso es otra cosa que requiere de un plan y de una inversión a medio y largo plazo.

-Como profesora de Derecho Constitucional, ¿qué piensa de que los partidos no se pongan de acuerdo para renovar el caducado CGPJ?

-Es un fraude de constitución en el fondo, es alucinante. No puede ser que tengamos órganos caducados. En este país la derecha no sabe perder. Las instituciones sólo funcionan cuando ganan, cuando pierden no hacen oposición, lo que hacen es obstruccionismo y lo que está claro es que no hay ningún argumento para que no se pongan de acuerdo para elegir a los nuevos miembros del CGPJ, del Tribunal Constitucional o de lo que toque. Lo que se está haciendo es obstruccionismo de la peor calidad, me parece terrible. Se puede decir que son todos los partidos, pero aquí está claro que es la derecha que cuando gana cree que se lo merece y cuando pierde utiliza todo lo que tiene a su alcance, haciendo incluso trampas.

Lo que se está haciendo -con la no renovación del CGPJ- es obstruccionismo de la peor calidad, me parece terrible»

-¿Se posiciona en la discusión que ha provocado la ley trans en sectores del feminismo?

-Estamos con el movimiento trans y nos parece que hay que hacer una lectura más generosa, hay que atender a cómo se siente una persona y si se siente mujer, hay que considerarla mujer. Somos conscientes de que eso tiene algunos problemas jurídicos que hay que solucionar, pero nos posicionamos a favor de la ley trans y de que se les reconozcan todos los derechos, sobre todo, porque no creemos que afecte a los derechos y a las conquistas de las mujeres. nos parece que suma, no que resta y que no entran en competición los derechos del colectivo trans con los derechos de las mujeres.

♦♦PLANO CORTO

¿Sitio favorito para desconectar?

Me gusta mucho irme a pasear por el río -Guadalquivir- en Sevilla.

Recomiende un libro

“Un amor” de Sara Mesa.

¿Alguna película o serie que le haya marcado?

“Madres”, con Belén Rueda, y también «Friends» o «Borgen»

¿En qué gasta el tiempo libre?

Con amigos.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:La entrevista