PUBLICIDAD

Fruit Attraction 22-24 oct
Cultura

«Estoy poéticamente encoñado»

(A.M.V.).- Antonio de Padua Díaz, escritor, periodista y activista por los derechos de los animales, entre otras cosas, presenta y firma ejemplares de su último poemario Diario de Posada este viernes 13 de julio a las 20.00 h. en la librería La Parada, en la calle Ancha de Punta Umbría.

La población que se convierte en capital de la provincia durante los meses de verano toma también así estos días el protagonismo en cuanto a la oferta cultural, si bien destaca por la variada programación de eventos que ofrece durante todo el año. Será una fantástica ocasión de conocer de primera mano el reencuentro de este autor onubense de largo recorrido con la poesía, después de más de una década desde su último libro, Cuaderno de un extraño.

Editado por Niebla, Antonio de Padua Díaz nos ofrece en Diario de Posada una versión de su obra cargada de naturaleza, de la luz y los paisajes de la provincia de Huelva con una suerte de ‘melancólica alegría’, y nos anima a disfrutar de esos lugares a través de una prosa poética que invita a emprender caminos en los que encontrar la felicidad, valorando los momentos sencillos.

 

Pregunta.- ¿Por qué ese largo periodo hasta volver a la poesía?

Respuesta.- Quizás por el desencanto, porque uno deje de creer que la poesía pueda cambiar conciencia en una sociedad, la nuestra, donde lo principal es tener y no ser, figurar y no hacer. Todo por la pasta es sumamente desalentador para cualquier creador o al menos para la poesía.

P.- ¿’Diario de Posada’ es más ‘reposada’ por madurez, o por deseos de reconciliación con el mundo?

R.- Más calmada, sin duda; más reconciliada con el mundo, no. Si contiene una madurez creativa suficiente eso deben decirlo los críticos y, sobre todo, los lectores. Yo no podré reconciliarme jamás con un mundo en el que el hombre es un bicho para sus semejantes, en el que, por ejemplo, hay niños muriendo de hambre y sed mientras otros comen de antojitos con la estúpida complicidad de sus padres y abuelos.

 

 

P.- ¿Cuándo surgió ese amor y esa defensa apasionada de los animales y la naturaleza?

R.- He amado a los animales y la naturaleza desde mi infancia. Ni entiendo ni justifico, en modo alguno, el maltrato animal. “La compasión hacia los animales está tan estrechamente ligada a la bondad de carácter que se puede afirmar con seguridad que quien es cruel con los animales no puede ser una buena persona”, una frase de Schopenhauer que hago mía absolutamente. Las penas contra el maltrato animal deben endurecerse notablemente y prohibir todo tipo de festejos con animales, empezando por las abominables corridas de toros, un espectáculo sanguinario impropio de humanidad ninguna.

«Con educación y civismo avanzan las sociedades, sin ellas fracasa cualquier convivencia»

P.- Presenta su obra en Punta Umbría, donde reside habitualmente y localidad reflejada en la obra junto a otros parajes de la sierra ¿Es esta población su paraíso en este mundo?

R.- Mire usted, al final el paraíso está en cada cual, depende de cómo sepas mirar, vivir y soñar en el sitio que elegiste para hacerlo. Puedes vivir en el paisaje más maravilloso, pero ser incapaz de disfrutarlo. 

P.- ¿Qué destacaría como lo mejor y lo peor de dicha localidad, capital veraniega por excelencia?

R.- Lo mejor, la cercanía de sus gentes y, lógicamente, su naturaleza. Lo peor, que enfrente tenemos unas industrias químicas horrorosas.

P.- ¿Qué le pediría a los muchos residentes estivales y a los que, como ud., viven en ella todo el año?

R.- A todos lo que me exijo a mí cada día: educación y civismo. Nada más. Con esos dos elementos las sociedades avanzan, sin ellos fracasa cualquier convivencia.

P.- Licenciado en Historia y periodista pero ¿Lo de ser poeta es anterior, es una actitud, una forma de ser o vivir irrenunciable, un castigo?

R.- (Risas) Puede llegar a ser un castigo, efectivamente. Sobre todo, si te lo crees. En mi caso no es una manera de vivir; sí de sentir, aunque a veces hace daño, mucho daño, tanta sensibilidad por los detalles. En todo caso, sí que es irrenunciable y, mire usted, le aseguro que a veces he intentado abandonarla, pero no puedo. Estoy poéticamente encoñado.

«No podré jamás reconciliarme con el mundo»

P.- ¿Qué le ha ofrecido la prosa poética que no había encontrado en el verso? ¿Repetirá?

R.- Tal vez mayor comodidad a la hora de escribir, poder elaborar un texto más suelto y extenso. Sí, claro que repetiría, pero también volvería a escribir en verso, naturalmente.

P.- ¿Cómo recomendaría ‘Diario de Posada’?

R.- No voy a recomendar mi obra. Quien quiera acercarse a mi obra que lo haga libremente y sin enchufe.

P.- Recomiende entonces un par de autores para este verano en la playa, la montaña o bajo el aire acondicionado.

R.- Un libro de poesía de Miguel Hernández para el alma y una novela de Arturo Pérez Reverte para la playa.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies