HuelvaÚltima HoraZZ_Slider

Fantasmas, ‘poltergeists’ y otros extraños sucesos en Huelva

La ruta por la ‘Huelva encantada’ no es demasiado extensa, pero en ella se conservan edificios que han sido escenario de leyendas con misterios y enigmas que, tal vez, carezcan de explicación alguna porque ni siquiera han existido realmente pese a estar en la memoria de muchos onubenses y haber sido incluso objeto de atención por parte de programas como Cuarto Milenio de Iker Jiménez.

Antiguo hospital Manuel Lois

Cuentan que en el antiguo hospital Manuel Lois -en la foto-, cerrado en 1993 y también conocido como ‘El Agromán’, en referencia a la empresa que lo construyó, algún que otro médico, paciente, enfermera o vigilante habría sido testigo de la extraña presencia de la conocida como ‘Dama blanca’, que deambulaba por pasillos sin tener, al parecer, un destino claro al que dirigirse.

Se dice que durante el largo periodo en que el ‘coloso’ permaneció en pie y abandonado, antes de su derribo, se encontraron en su interior pentagramas, velas y tableros de la ouija, tal vez de jóvenes o incluso grupos que trataron de establecer comunicación con aquellos ‘entes’ que se ‘aparecían’.

También recuerdan muchos onubenses que en otro antiguo hospital, donde ahora se ubica la Facultad de Empresariales de La Merced, algunas noches las limpiadoras de dichas dependencias académicas han escuchado ruidos inexplicables que, en algún caso, obligó a alguna de estas trabajadoras a pedir cambio de centro de trabajo. También aquí tendría lugar una aparición, la de una misteriosa monja.

Los supuestos fenómenos paranormales se producirían, sobre todo, en la zona que antaño acogió la sala de autopsias del citado hospital.

A escasos metros de la actual facultad, el edificio de Cruz Roja también ha sido escenario, al parecer, de sucesos como extraños ruidos.

En el edificio que albergó la antigua clínica del Doctor Vázquez Limón y que posteriormente reconvirtió en el restaurante Candilejas, en la calle La Fuente de la capital, también se habrían escuchado lamentos y como si alguien en el piso de arriba, que estaba vacío, arrastrara algo muy pesado.

Al margen de estas leyendas, casi siempre propiciadas por la sugestión y la fantasía de la población, la capital, más en concreto el cementerio de La Soledad, fue escenario en 1989 de un suceso que provocó cierta alarma social: la profanación de decenas de tumbas. Cincuenta y siete cruces fueron arrancadas de las tumbas y clavadas de forma invertida en la tierra. De igual modo y, entre otros desperfectos, una imagen de la Virgen del Rocío había sido desprovista de su corona, que fue colocada a sus pies. Casi un mes después, se produjo una nueva profanación en ese camposanto, cuando varias personas accedieron a él por la zona del osario e invirtieron nueve cruces. Nada se supo realmente acerca de la autoría de estos actos vandálicos que algunos relacionaron con presuntas prácticas satánicas. La ex parlamentaria Pilar Salarrullana, que estuvo al frente de la Comisión antisectas, llegó a apuntar a la secta Hermanas del Halo de Belcebú como posibles autores, aunque también se dijo que éstos podrían ser “súbditos extranjeros de alto standing” que residían en Sevilla, trabajando en los preparativos de la cercana en el tiempo Expo’92 de Sevilla.

Ayamonte

En la provincia, Ayamonte habría sido escenario de fenómenos inexplicables según puede leerse en algunos delirantes blogs y portales en Internet, donde se dice incluso que algunos ayamontinos habrían visto, décadas atrás, como el sexto Marqués vagaba a caballo por algunos calles. También se apunta que en el conocido como Palacio del Marqués, que desde hace años acoge el estudio del pintor Florencio Aguilera, se habrían registrado fenómenos de tipo ‘poltergeist’.

En concreto, en el año 1641, Francisco Manuel Silvestre de Guzmán y Zúñiga, VI marqués de Ayamonte, protagoniza una conspiración independentista en Andalucía. Tras ser interceptada una carta entre el ducado de Medina Sidonia y el marquesado de Ayamonte junto con informes provenientes del recientemente independizado reino de Portugal, alertando de la inminencia del levantamiento andaluz, se confirman las sospechas sobre las intenciones de secesión de Andalucía surgidas tras la pasividad en la defensa de la frontera con Portugal. Al descubrirse el plan, el duque de Medina Sidonia, Gaspar Pérez de Guzmán y Sandoval, traicionó a su primo, el Marqués, pactando con el rey Felipe IV y acusando a éste de traición, lo cual conduce al Marqués de Ayamonte a larga prisión, a un procedimiento judicial y finalmente a su decapitación en 1648.

Cuentan los cronistas que era muy religioso y esperó su muerte con una entereza imperturbable, manteniendo su dignidad y perdonando a sus verdugos y a su Rey.

Según reza una surrealista guía turística: “En las oscuras noches de luna nueva, vaga el espectro del Marqués por el que fue su palacio, sin cabeza, pidiendo justicia, reclamando al traidor Medina Sidonia”.

Sin embargo, tanto el pintor que ocupa dicho recinto como en su entorno se niega que en dicha construcción sucedan fenómenos paranormales.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Más noticias sobre:Huelva