El Avispero

Gibraleón: trabajadores contratados para el nuevo colegio acuden a Magistratura porque no cobran sus nóminas

El alcalde de Gibraleón, José Ramón Gómez Cueli (PP), ha denunciado que trabajadores que fueron contratados para la ejecución del conocido como colegio Ramón y Cajal han tenido que acudir finalmente a Magistratura porque no cobran sus nóminas.

“Prometieron trabajo a 30 desempleados del pueblo y solo contrataran a 4, los cuales han tenido que denunciar ante magistratura de trabajo el impago de las mensualidades, lo que, deja a las claras lo poco que les importa los trabajadores a los responsables de la Junta”, según lamentó Gómez Cueli en referencia a la Delegación de Educación.
A este respecto, también ha acusado a la Junta de Andalucia y al PSOE de “descuidar la educación de los niños de Gibraleón, ya que hace casi 4 años que se derrumbo el techo del Colegio Ramón y Cajal. Han retrasado las obras con la única intención de hacer electoralismo para acercar la finalización de las mismas a las próximas elecciones municipales”.

Asimismo, ha criticado la falta de lealtad y respecto institucional de “un delegado de Educación, que ha pesar de haber realizado alguna vistita a la obras, nunca se ha dirigido al Ayuntamiento para evaluar el estado de las mismas. Lo único que ha hecho es hacerse una foto con la candidata del PSOE demostrando que la educación del delegado del ramo brilla por su ausencia y ha mostrado una total falta de respeto a las mínimas normas de cortesía institucional”.

Por tanto, el primer edil olontense se ha mostrado indignado “por el engaño de los responsables de la Junta y PSOE a los ciudadanos, ya que, un colegio que tenia que haber estado disponible para la apertura del curso el curso 2014-2015 y del que incluso indicaron estaría en la Semana Santa de 2014, se haya retrasado para hacerle la campaña a la candidata del PSOE. De esta manera demuestran lo poco que les importa la educación y solo sus intereses partidistas”

Finalmente, Gómez Cueli recordó que el presente curso docente ha podido comenzar, “gracias a que el Ayuntamiento ha acogido desde el curso 2011/2012 y hasta la actualidad las instalaciones del Auditórium Municipal el aulario de infantil se han atendido las necesidades de los niños, padres y profesores”.

Y añade que, de no haber sido así, “hoy los niños de Gibraleón estarían sin poder dar clases por la dejadez de los gobernantes socialistas de la Junta de Andalucía”.

Además, el regidor olontense advirtió que “desde el Ayuntamiento se va a solicitar el pago del alquiler de las instalaciones municipales que durante esos casi 4 años han servido para que los niños de Gibraleón tuvieran un lugar donde estar”.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies