PUBLICIDAD

SEMANA SANTA TO 5-10 ABRIL
Provincia

Hallazgos en Huelva que prueban que el megalodón habitó en las profundidades del mar frente a sus costas

El estreno de la película Megalodón ha recordado estos días a muchos onubenses que en los últimos años fueron hallados en Lepe y Beas dientes fosilizados que prueban que esta monstruosa criatura habitó hace millones de años las costas de la provincia de Huelva.

Así, el doctor en Paleontología Fernando Muñiz, que lamenta algunas exageraciones del filme, donde el tiburón “aparece mucho más grande de lo que fue”, explica que en 2014 un agricultor lepero halló un diente de dicho tiburón, de 15,5 centímetros y de seis millones de años de antigüedad, cuando realizaba labores agrícolas en una finca de la localidad.

El Carcharocles megalodón, uno de los mayores depredadores de los mares, es una especie extinta de tiburón que vivió durante el Cenozoico superior, con una longitud de hasta 20 metros, 100 toneladas de peso, una fuerza de mordida 35 veces mayor que la del tiburón blanco actual y cuyo diente fósil más grande encontrado, en Estados Unidos, es de unos 18 centímetros de altura.

Un año antes, el fósil hallado casualmente por un vecino de Beas, Juan Caballero, en un campo del municipio, resultó ser parte del mayor tiburón certificado por los científicos.

En concreto, el fósil consistió en un diente de unos 15 centímetros de longitud, que ha sido estudiado por el Grupo de Investigación ‘Ecología y Paleontología Aplicadas’ de la Universidad de Huelva, según ha explicó uno de sus integrantes, Manuel Abad, que se congratuló de que su estado de conservación haya facilitado el estudio de los científicos.

Incluso, Abad concretó que «conserva perfectamente el esmalte del diente», así como que la casualidad ha querido que se haya entregado a los expertos por el nieto de la persona que lo encontró, al sospechar de que podría tener algún valor para ser estudiado.

El mismo experto, que ha indicado que existen indicios similares en Andalucía Occidental, señaló que es muy poco frecuente encontrar uno con ese estado de conservación, y a partir de los materiales geológicos en los que se ha encontrado, los investigadores datan el ejemplar con una antigüedad de unos 7-8 millones de años, lo que lo ubicaría en el periodo de Mioceno superior.

Abad subrayó que las dimensiones del escualo eran tales que podía llegar a pesar unos cien kilos, y se alimentaba de animales como ballenas o focas y la zona donde se ha encontrado certifica que en la citada época toda la zona que rodea a la sierra de Huelva era parte del mar.

(En las fotos, los dientes del megalodón hallados en Lepe y Beas y recreaciones del gigantesco escualo)

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies