PUBLICIDAD

Al Sol del Sur 2020 Gen
Firmas

Hambre de agua

(Firma: Graciela N. Maderna – Politóloga)

La sigla NOA identifica a una región del norte argentino donde se encuentra ubicada la extensa zona conocida como El Impenetrable, cuya superficie es de 40 mil km2 poblados de bosque nativo y 60 mil humanos conformados por distintas etnias, abarca el noroeste de la provincia de Chaco, parte del este de Salta, el oeste de Formosa y el noreste de Santiago del Estero, su clima es semitropical continental.

La búsqueda de información remite al siguiente dato: entre 1998 y 2006 en toda la República Argentina se perdieron por el fuego, alrededor de 1,11 millones de hectáreas de las cuales el 60 % correspondió al Impenetrable. Esto trajo como consecuencia que los pueblos originarios entre los que destacamos a Qom, Wichis, Pilagá y Nivaclé perdieran tierras, animales vacunos y caprinos, alimentos y plantas medicinales. Condenándolos a una condición de tremenda precariedad, sin alimentos, sin sanidad.

Cada cierto periodo de tiempo el NOA, es noticia porque se conocen casos sobre la muerte por desnutrición infantil siempre relacionada con los pueblos originarios. La notica generalmente, es tomada por los medios nacionales algunos con cierta apatía, otros con escepticismo y, la sociedad se conmueve o no de acuerdo al gobierno de turno.

Aún resuena, apenas regresada al país año 2013, la frase “hambre de agua” pronunciada por una joven madre indígena, relatando a un periodista el pedido que le hizo llorando, uno de sus pequeños hijos ante la falta de agua potable y la sed que lo angustiaba, esto ocurrió en la zona de Bartolomé de las Casas, provincia de Formosa. Y surge a través de una investigación llevada a cabo por el programa: Periodismo para Todos que conducía Jorge Lanata.

Aquel hecho tuvo una pronta repercusión entre la ciudadanía no adherente a Cristina de Kirchner, porque esto dejaba en evidencia la falta de políticas sociales en medio de tanta denuncia por corrupción. Lo cierto es que hubo una importante movilización con el fin de conseguir donaciones de agua y así enviarlas a los necesitados.

La situación lejos de ser asumida por las autoridades nacionales, provinciales y locales fue resuelta con el impedimento del ingreso de una gran parte de las donaciones a través de un grupo de prepotentes al servicio del gobernador Gildo Insfran y, creando además un escudo protector para quien es conocido como “el eterno y rico gobernador de una Formosa cada vez mas empobrecida”.

Insfran rige los destinos de esa provincia desde el año 1995. de manera interrumpida. En este aspecto hay que mencionar la manera impropia y bochornosa por la que logra su elección sucesiva, la misma fue lograda a través de una reforma en la Carta Orgánica formoseña en una sesión en la que se impidió el ingreso de la oposición cerrando las puertas del recinto.

También es correcto destacar que la metodología de hacer política le ha valido una serie de denuncias, tales como retención de DNI en épocas de elecciones, extorsión a los trabajadores estatales y corrupción estructural, y denuncias por trafico de drogas entre empleados provinciales pertenecientes a su familia, nada de esto ha prosperado porque desde Menem a la fecha el poder nacional lo protege.

En el año 2015 entre febrero y agosto, en plena época de campaña electoral más de 40 indígenas de 4 etnias distintas arribaron desde el NOA y acamparon en la avenida 9 de Julio con el propósito de que la Presidenta de la Nación Cristina de Kirchner, los recibiera y escuchara su reclamo. El hecho nunca ocurrió. Lo que solicitaban era: el derecho que tienen sobre las tierras que se están desforestando, quieren mantener los recursos naturales sin explotación comercial, un mejor acceso a la educación, quieren agua potable, quieren sanidad y electricidad.

También, Juan Manuel Urtubey ex gobernador de provincia de Salta desde 2007 al 2019 no supo, no quiso o no tuvo tiempo para fijar políticas sociales para enfrentar el drama de “los hijos de la muerte”, y eso deriva a que hoy al conocerse la muerte por desnutrición de un octavo niño wichi, Josefina Medrano, Ministra de Salud de esa provincia, respondiera gélidamente ante la consulta periodística : “no es de hoy que los chicos mueren en esta época del año” obvio que continua en su cargo.

La indiferencia es tal, que llama la atención que las diferentes organizaciones que dicen defender a los mas desprotegidos no crucen la provincia de Buenos Aires y reconozcan a estas etnias como parte de su mismo país, que el Papa Francisco no se solidarice con este lento genocidio y que las autoridades no se responsabilicen de esta realidad.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies