ProvinciaZZ_Slider

Huelva concentra el 90% del suelo quemado este verano de 15.254 hectáreas en Andalucía

Este martes concluye el periodo de alto riesgo de incendios forestales debido al cambio en las condiciones climatológicas, en un año «excepcional» que el consejero del ramo, José Fiscal, ha calificado de «malo» para Andalucía y más en concreto para Huelva, que ha concentrado alrededor del 90 % de la superficie afectada por el fuego este año en la comunidad autónoma, mientras que en el otro lado se encuentra Cádiz dónde solo han ardido 30 hectáreas.

En este sentido, el Infoca ha informado de que en Andalucía han ardido hasta el 15 de octubre 15.254 hectáreas de arbolado y matorral este año, lo que quintuplican casi las 3.445 calcinadas en 2016 y confirman a 2017 como el peor año de la última década en materia de incendios forestales y superando ampliamente las 12.681 hectáreas quemadas durante todo el 2015, y las 12.377 de 2009, catalogados hasta ahora como los peores años de la década en cuanto a incendios forestales de Andalucía.

La superficie calcinada en lo que va de 2017 triplica casi la superficie media quemada en los últimos diez años, cifrada en 5.895 hectáreas, según las estadísticas del Plan Infoca.

Destaca el incendio de Moguer (Huelva), iniciado a final de junio y considerado como el más grave de los registrados este año, pues calcinó unas 10.000 hectáreas de las que casi 7.000 pertenecían al Espacio Natural de Doñana y una veintena al Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres.

La superficie calcinada albergaba una de las últimas poblaciones de lince ibérico de Doñana, así como hábitats de valiosas plantas endémicas, entre ellas, la Linaria tursica, la mitad de cuyos ejemplares de todo el mundo se concentraba en esta zona.

Un informe de SEO BirdLife censó en 70 las especies de aves afectadas por este fuego, así como 38 de mamíferos y otras 40 de plantas amenazadas o de interés.

Otro gran incendio, el declarado el 4 de agosto cerca de la localidad jiennense de Segura de la Sierra, calcinó 600 hectáreas más de gran valor ecológico, dentro del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas.

Los fuegos desatados en agosto al norte de las provincias de Huelva y de Sevilla acabaron también con medio millar de hectáreas de vegetación de los parques naturales de la las Sierras de Aracena y Picos de Aroche y de la Sierra Norte, respectivamente, que conservaban, entre otras especies, valiosos ejemplares centenarios de encinas y alcornoques.

La Consejería de Medio Ambiente ha descartado una nueva ampliación de este máximo período de alerta como la llevada a cabo el pasado 15 de octubre, día en que, inicialmente, debería de haber terminado, como viene siendo habitual.

A pesar de terminar con el periodo de alto riesgo, se mantiene un dispositivo numerosísimo, con medios aéreos también dispuestos y disponibles, para actuar ante cualquier siniestro o incendio que se produzca en Andalucía a partir del próximo miércoles.

Además de la cantidad y la extensión de los incendios forestales sufridos este año en Andalucía, 2017 también se ha destacado por la calidad de la superficie forestal calcinada, pues la mayor parte del arbolado y pastizal quemados pertenecían a valiosos espacios protegidos.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Provincia