El Avispero

Independientes de Cartaya interpone una demanda al gobierno y a la alcaldesa por «lesionar los derechos de los concejales»

El Grupo Municipal de Independientes Por Cartaya (ICAR) ha interpuesto hoy una demanda ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo en Huelva tras la reiteración por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cartaya y su alcaldesa Pepa G. Bayo, de una serie de hechos constitutivos de presuntos delitos de lesiones en los derechos de los concejales y, por lo tanto, de los ciudadanos que con sus votos los designan en el municipio.

Desde la formación cartayera denuncian que han sido meses de reiteradas convocatorias telemáticas a Comisiones informativas y especiales de Cuentas e incluso Plenos municipales, sin contar con los medios suficientes y haciendo imposible un seguimiento y dialogo normales de los asuntos a tratar.

Por esta razón, los miembros de ICAR, han decidido decir “basta a esta situación que lesiona nuestros derechos como representantes públicos y, lo que es más grave, el derecho de los ciudadanos que nos respaldan en las urnas y a los que dejan sin voz ni capacidad de respuesta”, ha lamentado la portavoz del partido, Eva Moya a la salida del juzgado.

Con estas acciones, según denuncian desde la agrupación perteneciente al partido nacional Ahora Independientes, lo que están consiguiendo es que “todos los acuerdos que se dictaminen en dichas Comisiones no sean válidos cuando lleguen al órgano plenario y, por tanto, los mayores perjudicados sean los ciudadanos porque su Ayuntamiento está aprobando asuntos que pueden ser impugnados por cualquier persona en cualquier momento pues son totalmente nulos”.

Después de haber advertido desde ICAR en múltiples ocasiones al secretario de la Corporación no ha quedado más remedio que interponer una demanda para que sea la Justicia la que nos ampare en nuestros derechos y defienda a los ciudadanos del pueblo.

Las convocatorias telemáticas a las que se hace referencia en los últimos meses “carecían de fundamento para su celebración”, y solo se ha buscado “desvirtuar el debate político y que los pocos ciudadanos que podían seguir los debates de los Órganos colegiados del Ayuntamiento se aburrieran y cansaran de hacerlo, dado que en todas y cada una de las convocatorias telemáticas han surgido problemas de conexión, que hemos tenido que ir solventando, por nuestra parte y con nuestra buena fe”, ha criticado Moya.

Desde ICAR se desmienten también las palabras de la alcaldesa Pepa G. Bayo, a la que ven anclada en el Millanismo (método de gobierno del anterior alcalde socialista, Juan Antonio Millán) más oscuro que se recuerda, imponiendo un régimen autoritario en los debates plenarios en los que no se nos permite explicarnos.

La portavoz municipal de Independientes denuncia que la actual alcaldesa, que ha llegado al cargo por accidente democrático, “parece haber aprendido muy bien la vieja escuela del PSOE, el mismo que ahora tanto está pesando en Madrid, y es triste que su cargo como senadora, no le ha reportado mejores modales y formas de expresión al reprimir las opiniones o argumentos que no le agradan en los Plenos del Ayuntamiento de Cartaya.

Desde ICAR aseguran que no se asustan ante esta actitud pues, como hemos señalado, “se reproduce, como buena alumna, la época más oscura del Millanismo en Cartaya, que se volverá a superar como en su día se pasó página a aquel periodo”, concluyó Eva Moya.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Más noticias sobre:El Avispero