PUBLICIDAD

Directo Cine Iberoamericano 2019
Firmas

Juicio Asunta o escenificación de la obra teatral más ensayada

Pilar Enjamio

Partiendo de la base de la verdadera y auténtica profesionalidad sumada al papel preponderante y crucial de las fuerzas de seguridad con su aportación de las pruebas más clarificatorias en el esclarecimiento de un delito y desechando la arbirtrariedad, la simpleza, lo atrevido de la ignorancia o vulgarmente morbo, empezaremos a desgranar lo paradójico del comportamiento de los supuestos asesinos de la pequeña Asunta, una conducta paradójica al límite.

No hay lágrimas ni luto cuando una hija aparece asesinada, pero dos años después se cambia el color rojo de un vestido por el luto más acérrimo y las risas comiendo pipas por los lloros más teatrales aunque estos lloros son verdaderos, pero no por la menor sino por la apariencia ante la sociedad y el hallarse en una situación incómoda que jamás creyó se encontraría.

Un Basterra retante, desafiante grosero, que parece estar en la barra de un bar, un ruego de no nombrar cadáver sino Asunta cuando ellos se realizaron un selfie en el tanatorio, situación que no corresponde a unos padres rotos de dolor que eliminarían cualquier contexto o hecho relacionado con la muerte…

El selfie de Basterra repetido compulsivamente está relacionado con parafilia y perversión aisladamente, que sumado a la presencia adn en la ropa interior de Asunta, a las fotos de cabaret muy distantes de la normalidad y a las afirmaciones de Porto en la cárcel, tu mente calenturienta, confirman una idea por cuatriplicado.

Sí creo lo del posible maltrato de Basterra a Porto, sus rasgos son similares con su agresividad a un potencial maltratador. Todos los que conocimos al padre de Rosario sabíamos era una adopción impuesta por los abuelos quizás a cambio de no desheredarlos.

Los vídeos de la adopción donde afirma Charo que una adopción es para toda la vida y no se hace por caridad es una traición del subconsciente, esa respuesta se la dio a su padre muchas veces.

El selfie de Porto no tiene la misma connotación psicológica que la de Basterra, es la foto del fin de una etapa y Asunta le recordaba esa etapa. Los videos de la relación de Asunta con su madre son clarísimos, coloca el pelo, mueve la mano, repetía el modelo de su madre a la que no se atrevía a retar y a través de un mecanismo psicológico de desplazamiento creía cuando contestaba a la niña responder a su madre y se aliviaba su trauma infantil.

Hay un antes y un después en el trato a la niña cuando vivían los abuelos y después de su muerte.

Rosario tiene una personalidad infantil, inmadura, en sus gestos, conductas y una niña pequeña es manejable, dócil pero cuando va creciendo se rebela contra lo injusto, crea su personalidad y dos personalidades infantiles rivalizan, chocan.

La idea de que el asesino anda suelto es la estrategia de la defensa y de muchos que afirman sin escrúpulos y sin ser profesionales dando por hecho hipótesis no comprobadas porque si las dosis más altas de sedación se daban las noches que la adolescente dormía en casa de su padre la pieza del pederasta de Madrid sobra.

Las contradicciones y paradojas son evidencias y se trata de algo gravísimo como el asesinato de un menor que no pudo defenderse porque anularon su voluntad para agredirla y causarle la muerte y partiendo de la base de la presunción de inocencia y basándose en las pruebas que condenen o no, la de Asunta es una pérdida irreparable y merece JUSTICIA con mayúsculas.

María Pilar Enjamio. Psicólogo

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies