FirmasÚltima Hora

Julio Díaz: «Mi teléfono nunca dejó de sonar»

Imagen de Julio Díaz en Facebook

El palmerino Julio Díaz es uno de esos raros ejemplos en los que, pese a haber desarrollado un intenso y reconocido trabajo, al final eso no se ve recompensado en las urnas. Queredme menos y votadme más, que decía Julio Anguita.

Díaz, que llegó a ser vicepresidente del Parlamento andaluz, siempre fue leal a Juan Marín, y trató de que no le salpicaran las guerras internas en su partido, el naranja, que pasó de 21 a 0 escaños.

Y así permaneció en una legislatura en la que ni él ni su presidente ni su formación merecerían, posiblemente, haber pasado a la nada en términos políticos.

El ex parlamentario andaluz ha anunciado este lunes que ha decidido regresar al sector del que procede, el privado.

«Para mí -escribe en sus redes sociales-, es el momento de centrarme en mi actividad profesional».

Y es que, según añade, su teléfono «nunca dejó de sonar» para concluir con una promesa: «Prometo que no dejaré de luchar por lo que creo esté donde esté siempre».

Los aplausos, en forma de comentarios, no se han hecho esperar.

Antonio Suárez Candilejo

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF - EMILIO DURÓ 4 OCTUBRE 2022

Más noticias sobre:Firmas