Firmas

La Audiencia Nacional debe obligar a Fertiberia

La Asociación Mesa de la Ría, en su línea de trabajo por preservar el entorno natural de Huelva, continúa en su tarea para evitar que Fertiberia consume su proyecto, que no es otro que abandonar los 120 millones de toneladas de residuos peligrosos en la marisma.

Mucho se ha dicho sobre los fosfoyesos de Fertiberia en Huelva. Argumentos sanitarios y ambientales principalmente, algunos muy contrastados y con un alto nivel científico, demostrando que el riesgo de colapso y taponamiento de la Ría es previsible y más que probable. Estudios de la UHU han comprobado que el peso del apilamiento ha hecho ceder 7 metros los terrenos donde se asienta.

Ya nadie discute el carácter radiológico de la composición de los fosfoyesos y de la toxicidad de éstos y otros residuos que Fertiberia permitió tirar en los terrenos de la concesión, a empresas del Polo Químico de Huelva, y a otras como Acerinox.

Ya nadie puede negar el tremendo impacto visual ni las consecuencias sobre la salud de todos los que vivimos en Huelva y poblaciones limítrofes.

El tiempo ha ido pasando sin que ninguna de las administraciones responsables, al margen de su color político, hayan puesto las soluciones, puesto que los problemas son varios, para que ese enorme delito ambiental deje de pisotear la dignidad de esta ciudad.

En La Asociación Mesa de la Ría somos conscientes de que todos los implicados, por ignorancia o connivencia, se han entregado al baile que Fertiberia ha orquestado desde el primer momento en que se vio avocada a la caducidad de la concesión presentando recurso tras recurso, retraso tras retraso, hasta ahora desde el 2000, año en que el Consejo de Estado y Consejo de Ministros dictaminaran la caducidad de la concesión por incumplimiento reiterado y grave del contrato que tenía suscrito con la Dirección general de Costas.

Dado que la condena fue por incumplimiento de contrato, o sea por fraude, Fertiberia debe cumplir lo que la Audiencia Nacional falló en la sentencia del 7 de junio del 2007 en la que se indica muy claramente que procede su ejecución. No sólo la interrupción de vertidos, que es lo único que incomprensiblemente le ha exigido la Audiencia y la mercantil ha cumplido, sino todo lo que en esa sentencia se indica.

En los nueve puntos de los Fundamentos de Derecho se desgranan las razones por las que se cancela la concesión y de ellos se desprende, con meridiana claridad, cómo y cuál debe ser el proceder de la empresa concesionaria.

En el 1º se señalan las causas que provocan la caducidad: a) Superación de los espesores del apilamiento, b) Utilización de las balsas como vertedero de residuos, entre otras.

El punto 3 menciona la ley de Costas que en su art. 19 dice: “Los terrenos afectados han de incorporarse al Patrimonio del Estado”. ¿Cómo piensa Fertiberia entregarlos? El Ministerio, ¿está dispuesto a recibirlos así? ¿¡¡¡Una montaña de residuos radioactivos y peligrosos!!??
El punto 5º habla de un incumplimiento grave de la Ley de Costas.

El 6º es determinante: “La interpretación de la recurrente (Fertiberia) no resulta lógica, pues carece de razón al apostar por un sucesivo apilamiento indefinido de capas para terminar en una capa compacta de tierra vegetal”. ¿Cómo se ha puesto a evaluar el Ministerio el proyecto de Fertiberia -que nace de incumplimientos graves que conllevaron sanción y la caducidad de la concesión- sobre la “capita de tierra”? ¿Es que nadie se ha leído la sentencia? Al parecer ni la propia Audiencia.

Es aún más contundente el 7º: “Los bienes demaniales pertenecientes al dominio público marítimo-terrestre, gozan de inmunidad frente al paso del tiempo y, por tanto, impide la consolidación de ocupaciones.” ¿¡Y qué es si no el proyecto de Fertiberia aprobado por el Ministerio, que se llama a sí mismo de Transición Ecológica: La consolidación sine die de la concesión!? Dejar los fosfoyesos, y otras “lindezas” altamente peligrosas, en la marisma para la eternidad es lo que recoge el proyecto.

Esa sentencia del 2007 deja muy claro qué es lo que Fertiberia debe hacer, y no es otra cosa que presentar un Proyecto de Retirada de los Residuos.

Según esta Asociación de ciudadanos de Huelva, Mesa de la Ría, ni el Ministerio tiene que evaluar un proyecto que no contemple la retirada, ni la Audiencia dilatar más la exigencia de la ejecución de la sentencia.

(Firma: Asociación Mesa de la Ría)

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF SEPT 2020

Más noticias sobre:Firmas