PUBLICIDAD

Presentación del Libro y Showcooking Cocer y Catar
Algarve

La Casa de la Sal de Castro Marim acoge una exposición de la fauna de la reserva natural Sapal

Estos días por las tierras del Bajo Guadiana, nos podemos encontrar con un sinfín de actividades que a uno le resulta difícil decantarse por alguna de ellas. Poder presenciar cómo se inauguran algunos actos, o como se desarrollan algunas presentaciones, o como trabajan sobre el lienzo o la arcilla, las gentes inquietas, o las deseosas de no dejar nunca de aprender. La cultura en sus más diversas manifestaciones, se nos abre de una manera que nos recuerda los campos de almendros, estos días llenos de flores.

Y muy cerca de esos campos florecidos, de esas marismas repletas de vida o de esas salinas calmas expo-castro-marin-3okque esperan la llegada del caluroso verano, nos acercamos a la “Casa da Sal”, en Castro Marím, para ser testigos de primera mano, de una exposición de fotografías que se sale de lo común, y que nos envuelve en pura naturaleza. Agostinho Gomes, siempre con una cámara en la mano y siempre dispuesto a captar el momento más extraordinario de la fauna que habita en el Sapal de Castro Marim, una reserva natural que enamora, aunque no seas residente del otro lado del gran río. Es el protagonista de una exposición única. 80 fotos de buen tamaño y de un enorme colorido, dan vida a las paredes de este centro cultural único en el entorno.

En la presentación pudimos ver a la concejala de la Cámara de Castro Marim, Filomena Sintra, a Rosa Madeira del Instituto de la conservación de la naturaleza, a Luis Filipe, de la cooperativa de las Tierras de la Sal de Castro Marim; a Gonçalo Elias, uno de los mayores especialistas en avifauna expo-castro-marin-2okdel país luso y a un numeroso público atraído por esta muestra tan especial.

Agostinho Gomes viene demostrando interés por este tipo de fotografías desde 1988, pero la actual exposición solo muestra instantáneas desde 2005 hasta nuestros días. La temática fundamental son las aves, y son el referente de un interés hacia el medio ambiente con el que se identifica y al que defiende en infinidad de foros. Las fotografías perfectamente distribuidas por la sala, nos llevan a observar aves que sabemos de la dificultad de ser fotografiadas por su timidez o miedo al contacto con el ser humano, (frango d´agua o para nosotros, el rascón). Aves en su periodo de apareamiento o cría, aves perfectamente camufladas o de una riqueza colorista, única. Y según nos cuenta el propio autor, la característica principal de este tipo de fotografías, es junto al amor a las aves y la naturaleza, la paciencia necesaria para soportar horas de espera para obtener alguna fotografía, que no una buena fotografía. Para Agostinho, de entre las maneras más utilizadas en la captación de este tipo de fotografías, es la de utilizar primeramente la localización del habitad del ave, para posteriormente situar su refugio-camuflaje y aguardar pacientemente la llegada del animal. Una lucha con el tiempo y la paciencia.

La exposición permanecerá abierta durante todo el mes y los amantes de la naturaleza tienen una excusa perfecta para dejarse ver por esta sala, llena de encanto y repleta de magnificas fotografías. Los grupos de escolares y los turistas, ya han sido los primeros en hacer su recorrido por este espacio abierto a la propia reserva natural de Castro Marím.

image_pdfPDFimage_printIMPRIMIR
To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies