ProvinciaZZ_Slider

La CHG ultima el otorgamiento de las concesiones de agua para la Corona Norte de Doñana y la finca Matalagrana para 20 años

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha trasladado a la Comunidad de Regantes del Condado y a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, como titular de la finca «Matalagrana», el ofrecimiento de condiciones para otorgar los derechos de aguas subterráneas de ambas entidades. Tras la aceptación y firma del documento por las partes, la CHG emitirá la resolución favorable para el riego de estas explotaciones agrícolas por un periodo de 20 años.

A instancias del extinto Instituto Andaluz de Reforma Agraria (IARA), organismo autónomo adscrito a la Consejería de Agricultura y Pesca, se inicia en 2007 la solicitud de aprovechamiento de la finca ‘Matalagrana’, una zona incluida en el Plan Almonte-Marismas, anterior a 1975, con una tramitación histórica en la CHG desde los años 80. La finalización de este proceso supondrá la legalización de los derechos de agua de estas 211 hectáreas de cultivos con un volumen máximo anual de 951.637,50 m³/año.

Por su parte, la concesión de aguas públicas de la Comunidad de Regantes de El Condado, en tramitación desde 2015, implicará la regularización de la mayor explotación agrícola amparada por el «Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana», aprobado por la Junta de Andalucía en 2014. Un total de 1.414 hectáreas, repartidas entre los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto y Rociana del Condado para las que la CHG garantizará una dotación anual de 6.379.574,26 m³/año mediante 544 captaciones, complementados por 118 infraestructuras de almacenamiento.

El otorgamiento de estas concesiones permitirá que la extracción se someta a una serie de condicionantes, recogidos en el documento final, que suponen una mejora en la racionalización de la explotación, su gobernanza y control, así como en el conocimiento del funcionamiento del acuífero.

Estas concesiones estarán sujetas, entre otras medidas, a un Plan de Extracciones, la instalación de contadores, el equipamiento de los sondeos con dispositivos que permitan un telecontrol desde la CHG, el análisis y propuesta de buenas prácticas para limitar la contaminación difusa, o el condicionamiento del aprovechamiento a lo establecido en el programa de actuación para la recuperación del buen estado de las masas de agua.

DOÑANA, UNA PRIORIDAD PARA LA CHG

La resolución de ambos expedientes es fruto de un laborioso y arduo proceso impulsado en los últimos dos años, tras la llegada del nuevo Ejecutivo en agosto de 2018.

En septiembre de ese mismo año, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, y el presidente de la CHG, Joaquín Páez, hacían entrega a la Comunidad de Regantes de El Fresno de la concesión definitiva de aguas superficiales para sus 496 hectáreas, tras años de autorizaciones temporales y promesas incumplidas. Un expediente muy complejo, que necesitó de la voluntad de todas las administraciones implicadas para su resolución y donde la decisión del Gobierno de España y la estrecha colaboración entre el Organismo de cuenca, la Delegación del Gobierno y la Subdelegación en Huelva, resultaron clave. Este hito, supuso el primer gran paso en la política de la CHG para garantizar un marco de gestión sostenible de Doñana, que permitiera la actividad económica y la conservación y protección de los ecosistemas en los que se desarrolla.

Con el dictamen favorable para las concesiones de Matalagrana y El Condado, la CHG habrá regularizado en los últimos dos años los derechos de agua de una extensión agrícola de más de 2.100 hectáreas de la Corona Norte de Doñana.

Por otra parte, ha aumentado la inspección y control de estas captaciones. Solo desde agosto de 2019 se han cerrado 116 pozos ilegales por ejecución forzosa. A esto hay que sumarles los más de 300 pozos cerrados por la Comunidad de Regantes El Fresno, cifra que ascenderá hasta los 450 cuando se finalice la regularización de las 318 hectáreas que la CHG está tramitando para completar su concesión.

También continúa el proceso para declarar La Rocina, Almonte y Marismas como «masas de agua subterránea, en riesgo de no alcanzar el buen estado», que prevé culminar el próximo julio. Tras ello, se crearán las comunidades de usuarios de las masas de agua subterráneas (CUMAS) que, junto a la CHG, trabajarán en la elaboración de un programa de actuación que ordene las extracciones y coordine las medidas para garantizar el uso sostenible del recurso, lo que reforzará la acción del Organismo en la protección y conservación de Doñana.

Asimismo, la CHG también podría contemplar el recrecimiento del embalse del Agrio, para disminuir las extracciones de aguas subterráneas en el entorno del Guadiamar; la puesta en marcha de la nueva estación depuradora de Matalascañas; y el impulso a la sustitución de los dos sondeos de abastecimiento más cercanos al Parque Nacional en el término municipal de Almonte (Huelva), por otros dos ubicados en una zona más alejada y de menor sensibilidad.

También, por primera vez, la Planificación Hidrológica de la cuenca del Guadalquivir ha sometido la problemática de Doñana a un especial análisis gracias a su inclusión en el Esquema provisional de Temas Importantes, documento antesala del Plan Hidrológico del Guadalquivir 2022-2027.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Provincia