Firmas

La convención popular

Pablo Gea

Pablo Casado andaba muy necesitado de su particular baño de masas. Al igual que su oponente, Pedro Sánchez, se trata de un candidato prefabricado, un niño pijo reconvertido en cachorro de uno de los partidos más importantes de España que, pese a la carencia absoluta de la profundidad intelectual que se le supone al gran estadista que él pretende encarnar, posee una ambición ilimitada que le proyecta hacia La Moncloa, de un modo u otro. También igual que Sánchez.

Si bien no podemos apostar por que España haya aprendido del daño que pueden hacer los ambiciosos inanes. Pues esta convención sólo estaba diseñada para una cosa: apuntalar el tambaleante liderazgo de Pablo Casado y aderezarlo de cara a la próxima cita electoral. Nada más. Nada menos. Y, como convención que es, nada de debate ideológico, tan sólo reafirmación de los parámetros en los que hasta ahora se movía el Partido Popular y bayoneta calada contra Vox, una vez liquidado el fantasma de Ciudadanos.

Pero hay más: alejar las perspectivas facciosas de Isabel Díaz Ayuso. En el buen entendido de que está lejos de ser una mujer torpe, de albergar algún propósito de desplazar a Casado en algún momento, sabe perfectamente que ahora no es el momento. Ni ella ni el partido pueden permitírselo. Así que ha hecho lo que tenía que hacer, un acto de contrición pública y enterrar el hacha de guerra ante todos los pesos pesados de la formación azul. Con eso basta. Al menos, por ahora. Pues serán los resultados electorales los que decidan el destino de cada cual.

Aunque no menos cierto que todo esto es que la figura de Ayuso ha sido elocuente durante todo el evento pese a que no ha malgastado palabras en vano. Casado es consciente, razón por la que se ha desplazado con rapidez para asimilar lo que ha podido del ideario proyectado por la presidente de la Comunidad de Madrid, quien a su vez no ignora tampoco que hacerse con el control del PP madrileño le proporciona el control de una maquinaria política extremadamente eficaz y que le abriría las puertas de par en par hacia el liderazgo del partido si Casado pincha en las Generales.

Luchas intestinas aparte, Casado ha buscado en todo momento marcar un perfil diferenciado de Vox a la vez que ha tratado de atraerse simultáneamente a parte de sus votantes con guiños a la derecha más dura. Lo que demuestra que en el PP siguen sin aprender de sus errores. No se puede navegar entre dos aguas con la esperanza de no caerse de barco. Porque arriesgada tarea es tratar de meter en el mismo saco a los liberales y a los radicales de derecha. Aunque sólo fuera por su programa mutuamente excluyente, lo que es innegable es que Vox es ahora mismo una formación política demasiado dinámica y fuerte como para ser mermada por un acercamiento tímido tratando de estimular el voto útil. De ir por esa senda, el fracaso electoral será seguro.

El único camino que le resta al PP es acercarse al centro, sin duda. Pero hay muchas formas de hacer esto. Querer captar a un votante más liberal no significa hacer concesiones al programa ideológico de la izquierda, sino combatir el falso reformismo del PSOE y de Unidos Podemos con otro reformismo de diferente cariz, social y libertario a la vez. Pero no parece que vaya a ser el caso. Hacerle la cuna a los reaccionarios tan sólo espantará a quien se ha ido convirtiendo en el votante más seguro del PP: los reformistas liberales y los conservadores complacientes.

Los tiempos en los que los populares podían aspirar a unir dentro de sí a todas las sensibilidades del espectro de la ‘derecha’ han pasado ya. Cuanto antes se entienda esto, antes podrán empezar estos aquelarres a tener algo de utilidad. Porque hay algo de lo que quizás en el PP no se han percatado. Y es que esta convención es más un acto de desesperación de un líder inseguro que la muestra de fuerza de un partido seguro. Un síntoma de debilidad que una formación que aspira a gobernar no se puede permitir.

PUBLICIDAD

LYNCIS ENERO 2021

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF jun 2021

Más noticias sobre:Firmas