ProvinciaValverde del CaminoZZ_Slider

La declaración en la que Montoya confesó la autoría de la muerte no se grabó

La primera declaración de Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo en El Campillo, no se grabó debido a que alguien olvidó conectar al sistema el cable del audio en la sala de vistas del Palacio de Justicia de Valverde del Camino.

Así lo avanza Huelva Información y lo confirma a Huelva Hoy el abogado defensor del recluso, Miguel Rivera, que destaca que, ante esta circunstancia, «no descarta nada».

Y es que, según ha explicado en conversación telefónica con esta Redacción, «teóricamente, habría una persona privada de libertad sin haber sido oída«.

De todos modos, y ante la pregunta de si podría plantear la solicitud de libertad provisional para su defendido, el letrado prefiere antes de tomar cualquier decisión al respeto «asegurarse bien» de todo lo que exista alrededor de la grabación de la declaración de Montoya del pasado 21 de diciembre, en la que Montoya confesó la autoría de la muerte.

De dicha declaración queda, por tanto, solo la grabación de la imagen y la transcripción de lo declarado y, a este respecto, Rivera recuerda que los secretarios judiciales no se oponen a que hayan transcripciones pero apuntan que las mismas no pueden ser consideradas como un acta, algo en lo que coincide el colectivo con el Consejo del Poder Judicial.

Sin embargo, desde la Fiscalía de Huelva se resta importancia al asunto, según su titular, Alfredo Flores. «Hubo un problema con un cable desconectado y se grabó sin audio, pero no hay mayor problema porque está transcrita la declaración«, explicó a dicho diario.

También te puede interesar

No se puede comentar.

Más noticias sobre:Provincia